Lopez Obrador en las puertas del gobierno de Mexico

Sólo México y la Unión Soviética han tenido un partido único en el poder durante setenta años. La Unión Soviética que implosionó, y dónde el PCUS desapareció, y México, donde el Partido de la Revolución Institucional (PRI) perdió las elecciones del año 2000 pero no desapareció.
Oscar Ugarteche, investigador del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Autónoma de México. Firmas EFEOscar Ugarteche, investigador del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Autónoma de México. Firmas EFE

 

 

Oscar Ugarteche, investigador del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Autónoma de México (UNAM) y coordinador de www.obela.org

 

La manera de hacer política en México está marcada por 70 años de poder único y por su permanencia en la vida política. Quien gobierne tiene que hacerlo teniendo esto en cuenta. El sentido de la campaña de López Obrador fue “contra la mafia del poder”, materializada en 16 hombres de negocios, 11 políticos y tres tecnócratas, encabezados por Carlos Salinas de Gortari con una referencia al PRI esencialmente.

El triunfo del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) es, en realidad, de López Obrador como persona, tanto en las elecciones federales y estatales como en las municipales. Constituye un triunfo rotundo contra esa mafia y las viejas maneras de hacer política; contra el amiguismo, contra los contubernios, contra los favoritismos y, sobre todo, contra la actitud de que la Ley es para los otros y no para los míos. Su voto se construyó, en gran parte, por el abuso creciente y la falta de justicia que se observa en todo el país de manera creciente.

La injusticia social adquirió una dimensión distinta cuando los familiares de 43 estudiantes de Ayotzinapa, desaparecidos en el pueblo de Iguala (Guerrero), comenzaron a reclamar sus cadáveres y justicia. A pesar de que se sabe con detalle qué pasó y quién lo hizo, el Estado no ha dado razón tras varios años de marchas y de la intervención de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

El número total de desaparecidos en México es de 34.268 personas, y casi la mitad, 16.594, son menores de 29 años.

En México perdura una guerra contra el narcotráfico que desde los gobiernos de Calderón y Peña Nieto hasta octubre de 2017 se contabilizan 234.996 homicidios dolosos y 110 periodistas asesinados, según Reporteros sin Fronteras, que investigaban los vínculos entre el narcotráfico y el poder político.

Dos casos trágicamente ejemplares son los de Javier Valdéz y de Miloslava Breach. Ambos reportaban sobre la corrupción política, los abusos a los derechos humanos, las agresiones a comunidades indígenas y la violencia de los carteles del narcotráfico. Ambos fueron asesinados, pero no hay culpables ni sentenciados.

El país ostenta el récord de secuestros del mundo: uno cada cuatro horas en alguna parte del país. Se presume que muchos de los secuestradores están vinculados a las fuerzas policiales o las fuerzas armadas o están vestidos de esta manera.

En general, la población asocia la falta de justicia con el poder político, e imagina que López Obrador y su equipo podrán cambiar esta realidad. El voto puso su confianza en una Cuarta Transformación, a la altura de las tres anteriores: la primera con Hidalgo y la Independencia de 1810, la segunda con Juárez y la Reforma de 1867, y la tercera con Madero y la Revolución de 1910.

Pero la situación económica es muy complicada. Persisten problemas de bajo crecimiento y concentración del ingreso, alimentados por las reformas económicas. El modelo está orientado al crecimiento exportador manufacturero con empleo precario y salarios bajos. En un país con 120 millones de personas suena a despropósito tener la economía orientada a las exportaciones a costa de salarios bajos y empleos precarios.

Ahora que se ha quebrado la relación crecimiento/exportaciones los economistas recién llegados al poder tienen que recuperar los salarios y mejorar la capacidad productiva nacional, amén de redistribuir el ingreso, pues México es una de las economías grandes con peor índice Gini del hemisferio occidental, detrás de Brasil y Colombia. Sin embrago el Morena no tiene un programa económico como tal, sino parece estar inclinado a tantear sus políticas con los agentes.

La economía mexicana tiene baja fiscalidad, una recaudación fiscal un tercio menor que el conjunto de América Latina en promedio, y dos tercios menos que los países de la OCDE. Esto se debe sobre todo a que las grandes empresas no pagan impuestos y a que existen ventajas impositivas para los inversionistas extranjeros.

El impacto del bajo crecimiento económico de las últimas dos décadas y media ha sido el auge de la emigración que afecta tanto a trabajadores del campo como a las clases medias educadas que no encuentran empleo. Entre 2005 y 2010, emigraron a Estados Unidos 1,4 millones de mexicanos” como muestra del problema.

La falta de política agraria y las condiciones del trabajo en el campo, afectados negativamente por los subsidios agrícolas estadounidenses, volvieron más rentable importar alimentos y productos agrícolas que sembrarlos. Gran parte del país, la del campo no rentable y abandonado, está controlada por los narcos, lo cual hace imposible invertir en esas zonas en nuevas actividades rentables y constituye una pérdida de control territorial.

Frente a esto, los “soñadores” se transformaron en enemigos de Estados Unidos y su presidente decidió construir un muro fronterizo, siguiendo el ejemplo de Israel con Palestina. Hay 12 millones de mexicanos en EEUU y, aunque ha habido una reducción drástica de emigrantes, todavía hay 300.000 personas que tratan de pasar de forma indocumentada la frontera cada año, la mitad mexicanos.

Otro reto de López Obrador es el TLCAN. EEUU no lo quiere, pero las empresas estadounidenses en México y los exportadores agrícolas subsidiados sí. Washington ha desatado una guerra comercial que afecta a empresas estadounidenses que producen en México, limita las importaciones y encarece las exportaciones.

En el escenario del comercio internacional, con la OMC o con el TLCAN y los tratados bilaterales que socavan a la OMC, México tendrá que definir el destino de parte del 80% de sus exportaciones de bienes que se dirigen a EEUU.

Morena, López Obrador y su equipo tienen un enorme reto y un gran peligro. Si fallan, la política democrática habrá fracasado. De su lado tiene al grueso del país y muchas oraciones a la Virgen de Guadalupe. En contra esta la mafia en el poder y a los de siempre.

 
NOTA: Este artículo forma parte del servicio de firmas de la Agencia EFE al que contribuyen diversas personalidades, cuyos trabajos reflejan exclusivamente las opiniones y puntos de vista de sus autores.

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Firmas

imagen

imagen