Lola Herrera y Héctor Alterio protagonizan en Lorca “En el estanque dorado”

Los actores Lola Herrera y Héctor Alterio representan en el Teatro Guerra de Lorca la obra "En el estanque dorado", de Ernest Thompson, bajo la dirección de la también actriz, Magüi Mira.
EFE/Archivo/Nacho Gallego

EFE/Archivo/Nacho Gallego

   

     La actriz  Dolores Herrera Arranz, nació en Valladolid, el 30 de junio de 1935.

     Con  cuatro años realizó el papel de muñeca en una función teatral en el colegio de monjas al que asistía. Posteriormente, se dedicó al mundo de la canción y consiguió varios premios en diversos concursos radiofónicos.

    A los 14 años se incorporó a Radio Valladolid y más tarde, se trasladó a Madrid, donde trabajó en la Ser, en Radio Madrid, siendo reclamada por Guillermo Sautier Casaseca para interpretar radionovelas. En 1957 debutó como actriz en Madrid, del que sería su suegro, Manuel Dicenta.

    Participó en numerosas comedias como  “Cheri”, “Querida salvaje” y “Alicia en el país de las maravillas”, e intervino en obras de teatro retransmitidas por Estudio 1 de TVE, como “El trasplante”, de Ibáñez Serrador, “La comedia de la felicidad” y “El amante complaciente”.

 “Cañas y barro”, basada en la novela de Blasco Ibáñez y “Las viudas”, fueron otros de sus trabajos para Televisión Española.

   Lola Herrera, que ha prestado su voz a muchas actrices cinematográficas a través del doblaje, ha desarrollado su carrera profesional en teatro y televisión fundamentalmente. Para el cine interpretó “Función de noche”, de 1981, de tipo autobiográfico sobre su fracaso matrimonial que realizó junto a su ex marido, Daniel Dicenta, dirigidos por  Josefina Molina.

 En esa experiencia cinematográfica, la acción se desarrolló en el camerino del teatro donde la actriz representaba “Cinco horas con Mario”, de Miguel Delibes, que interpretó por primera vez en 1979 y con el que alcanzó su mayor éxito artístico y personal.

 Con “Cinco Horas con Mario”, recorrió toda España y América y tras un año de función, se interrumpió hasta que en 1984 se volvió a reponer.

      Para el teatro Lola Herrera trabajó en “Juana del amor hermoso”, de Martínez Mediero; “Las amargas lágrimas de Petra Von Kant”, 1985 de Fassbinder,  con su hija Natalia; y “Jugando a vivir” en 1988.

  En 1989  retomó el papel de Carmen Sotillo en “Cinco Horas con Mario”, pero tuvo que abandonarlo porque las emociones y sentimientos en la interpretación le ocasionaron una profunda crisis personal.

 En 1990 interpreta  a Teresa Kauffman en “Los últimos días de Emmanuel Kant”, de Alfonso Sastre, bajo la dirección de Josefina Molina; y   tras una larga trayectoria interpretando papeles dramáticos, protagoniza la comedia “Palomas intrépidas” de Miguel Sierra.

  Otros trabajos los realiza en las obras “Algo salvaje”, en 1993 y “¡Segundos fuera”! en 1994, con Francisco Valladares. En 1996 regresa a televisión y protagoniza, para Antena 3, con Arturo Fernández, la serie “La casa de los líos”, en pantalla hasta 2000. Para esa cadena protagoniza la serie “Un paso adelante”.

     En  2001, volvió a los escenarios en Valladolid con una nueva versión de “Cinco horas con Mario”, dirigida por  Josefina Molina, que en 2002 se presentó en el Teatro Cuyás de Las Palmas de Gran Canaria.

    Lola Herrera posee los galardones: “Quijote de oro”, a la mejor actriz de TVE; Medalla del Círculo de Bellas Artes y “Popular de Pueblo” 1980.

  Además ha recibido los Premios de la Asociación de Amigos del Teatro de Valladolid,  Teatro “Provincia de Valladolid”; Protagonistas de Teatro de Onda Cero y Teatro Guerra 2002 de Lorca.
 EFE/DOC

 

Forma parte de la Plataforma Mujeres Artistas contra la Violencia de Género y es miembro del Comité de Expertos para una Vida Sin Tabaco.

 

    Casada con el  actor Daniel Dicenta, del que se separó en 1966, tienen dos hijos: Natalia y Daniel.

 

 

 

Publicado en: Protagonistas