Llega a la capital alemana el primer Talgo de la ruta Moscú-Berlín

El primer tren con la tecnología de que cubre la ruta Moscú-Berlín en casi cinco horas menos que las opciones que existían hasta ahora arribó este domingo con un ligero retraso no atribuible a problemas técnicos a la capital alemana en el que fue su viaje inaugural
Talgo Ave EFE/Archivo/Javier CebolladaTalgo Ave EFE/Archivo/Javier Cebollada

Según confirmaron a Efe fuentes de Talgo, el retraso se debió a una demora en el control de seguridad en la frontera de entrada a Polonia, que hizo que el tren llegara cerca de media hora más tarde de lo previsto a la estación final de Berlín-Ostbahnhof.

El cambio de ancho automático en condiciones de frío, hielo y nieve -el principal desafío, pues supuso una adaptación respecto al sistema que hay en España- funcionó a la perfección, tal y como lo había hecho ya en el exhaustivo período de prueba, y no hubo necesidad de realizar una inspección especial o de parar el tren, subrayaron las fuentes.

El primer tren “Strizh” (Vencejo) de Ferrocarriles de Rusia (RZhD), operadora de la línea, arrancó a las 13.05 hora local de la estación de Kursk de Moscú con destino a la ciudad alemana, un trayecto que en principio está previsto que sea recorrido en 20 horas 14 minutos, frente a 24 horas 49 minutos en la actualidad.

Este viaje inaugural contó por parte española con la presencia a bordo en el tren del alto Comisionado para la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros, y el presidente de Patentes, Carlos María de Palacio y Oriol.
Los trenes nocturnos, que circularán con el nombre de “Swift” y pueden ir a una velocidad máxima de 200 kilómetros por hora, harán el cambio de ancho de vía en Brest (Bielorrusia) en solo 20 minutos, mientras que hasta ahora los trenes que hacen esta ruta tardan casi dos horas.

Además del sistema de cambio automático de ancho de vía, necesario porque Rusia, al igual que España, cuenta con un ancho diferente al europeo, los trenes incluyen un sistema de pendulación natural que permite aumentar hasta un 25 % la velocidad a la que se circula en las curvas sin necesidad de invertir en infraestructuras.

Los trenes han sido equipados, asimismo con un novedoso sistema que impide que los ejes y las ruedas -o rodales- se congelen con el frío.  El nuevo tren nocturno permitirá cruzar cuatro países (Rusia, Bielorrusia, Polonia y Alemania) y tres fronteras sin necesidad de realizar transbordos.

El nuevo tren saldrá de Moscú dos veces a la semana, los sábados y los domingos, a las 13.05 hora local, y llegará a la estación de Berlín-Ostbahnhof a las 07.19 de la mañana siguiente, mientras en el trayecto opuesto saldrá de Berlín los domingos y lunes.

La ruta incluirá paradas en Smolensk, Orsha, Minsk, Brest, Terespol, Varsovia, Poznan, Rzapin y Fráncfort (Oder).  La salida inaugural desde Berlín fue ayer a las 18.50 hora local y está previsto que arribe a la capital rusa a las 17.25 horas del día siguiente. EFE/

Etiquetado con: ,
Publicado en: Análisis