Caída de Lehman Brothers, quiebra de la burbuja

Este fin de semana se cumplen diez años de la quiebra de Lehman Brothers, una gran explosión del sector inmobiliario de Estados Unidos debido a las hipotecas basura, que provocó inmediatamente muchas quiebras en el gran sector financiero, especialmente expuesto al mercado hipotecario.
NUEVA YORK (ESTADOS UNIDOS), 15.09.2008.- Un agente de bolsa (i) habla por teléfono mientras varias personas esperan para entrar al interior de la BoNUEVA YORK (ESTADOS UNIDOS), 15.09.2008.- Un agente de bolsa (i) habla por teléfono mientras varias personas esperan para entrar al interior de la Bolsa de Nueva York. EFE/Archivo/Justin Lane

 

Con motivo del aniversario, es el expresidente del Banco Central Europeo (BCE) Jean-Claude Trichet ha alertado del riesgo para la economía derivado del aumento del nivel de deudas públicas y privadas en el mundo, y del recurso al apalancamiento en los mercados financieros como antes de la crisis financiera.

Trichet, que ha participado en una conferencia organizada en la sede de la OCDE en París sobre las enseñanzas diez años después de la quiebra de Lehman Brothers, destacó que “el apalancamiento ha seguido al mismo ritmo” y que eso significa que hay un gran riesgo en diferentes sectores del sistema financiero.

Además, recuerda que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha calculado que el mundo está ahora, en términos relativos, un 12 % más endeudado que cuando quebró ese banco estadounidense el 15 de septiembre de 2008, lo que marcó el desencadenamiento de la crisis financiera.

“Para mí es una cuestión principal”, dijo Trichet antes de expresar su preocupación. El que fuera máximo responsable del BCE entre 2003 y 2011 señaló también otros factores que estuvieron en el origen de esa crisis y que no se han corregido, como las persistencia de desequilibrios macroeconómicos.

 

Lehman Brothers, 2008

Aquel 15 de septiembre de 2008, hace ahora diez años, Lehman Brothers anunció la quiebra para acogerse a la protección del capítulo 11 de la Ley de Bancarrota de EEUU.

En el parquet, llegó a negociarse a quince centavos por acción (a 0,15 dólares), lo que supuso un descenso del 95,9 por ciento respecto al cierre de la semana anterior.
En agosto de 2009, la deuda en impuestos de Lehman Brothers al ayuntamiento de Nueva York era de 627 millones, según publicaba The New York Times.

Pasados algo mas de tres años de la caída, en marzo de 2012, la firma americana, Lehman Brothers salía oficialmente de la bancarrota y un nuevo consejo de administración tomaba las riendas para dirigir la compañía y completar el proceso de liquidación del banco de inversión.

Con la mirada puesta en la quiebra del gigante bancario, actualmente el caso persiste solo parcialmente hasta que finalice su batalla judicial con otras entidades y se concluya el complejo proceso de liquidación.

Días antes de la quiebra, el banco de inversión cerró la peor semana de su historia con una caída en la Bolsa de Nueva York, durante unesa semana, la compañía perdió un 77,4 por ciento de su valor en bolsa.

Al final de 2007, los títulos del cuarto mayor banco de inversión de EEUU se negociaban a 65,44 dólares, con lo que hasta ese momento había caído un 94,4 por ciento.

Lehman Brothers, un banco de inversión con 158 años de historia, fue una de las víctimas de las hipotecas basura y tuvo que declararse en bancarrota en septiembre de 2008 al no obtener el respaldo de la Administración de George W. Bush para reflotarlo con dinero público. Tras esa negativa de Washington, el banco británico Barclays abandonó sus planes de comprar los activos rentables de Lehman Brothers.

La caída constituyó la quiebra más importante en EEUU desde 1990, cuando quebró Drexler Burnham Lambert, especialista en “bonos basura”.

Lehman Brothers ha sido objeto de 65.000 demandas de acreedores por valor de 875.000 millones de dólares.  Estos hechos marcaron un antes y un después en el desarrollo y dimensión de la crisis financiera mundial, provocando un efecto dominó.

En el caso de España, la tasa de paro superior al 15 %, la Bolsa un 20 % más barata y un sistema financiero concentrado han sido algunas de las secuelas dejadas en la economía española por la quiebra hace diez años del banco Lehman Brothers, que desencadenó la mayor crisis financiera y económica mundial desde 1929.

Otras consecuencias de la asfixia del crédito a empresas y familias, y el parón económico que siguió a la debacle de Lehman Brothers ligada a las hipotecas basura estadounidenses se reflejan en el alto endeudamiento del Estado español, en los miles de desahucios ejecutados y en la concentración de la riqueza.

España afrontaba los primeros coletazos de la crisis con una de las tasas de paro más bajas de la historia: en el segundo trimestre de 2007, según la EPA, se situaba en el 7,93 % de la población activa (hay que remontarse a 1978 para ver un nivel similar) y el número de desempleados a 1,77 millones. El PIB crecía al 3,8 % interanual.

Cuando comenzó la brusca caída de la actividad en el tercer trimestre de 2008 el paro ya había empezado a crecer y se situaba en el 11,23 %, con 2,6 millones de desempleados. EFE

 

 

 

Etiquetado con: ,
Publicado en: Análisis