Las universidades, modelos de colaboración en tiempos de incertidumbre

Hace poco tuve el privilegio de ser invitado al IV Encuentro Internacional de Rectores de Universia en Salamanca, España. Con 1.341 instituciones afiliadas, Universia es la red universitaria más amplia dentro del mundo de habla hispana y portuguesa.
El rector de la Universidad de Miami, Julio Frenk.El rector de la Universidad de Miami, Julio Frenk.

Julio Frenk, presidente (rector) de la Universidad de Miami

 

Una reunión que contó con la presencia del Rey de España, el presidente de Portugal, el presidente del Gobierno español y más de 600 rectores cuyas universidades tienen un interés especial en los retos y oportunidades de Iberoamérica.

Entre los temas a discutir destacaron la innovación, la cooperación internacional y el desarrollo incluyente. Pero la meta más importante de este gran encuentro fue la comunicación entre las instituciones académicas que están al frente del progreso global y regional.

Las universidades se cuentan entre las instituciones más antiguas y más duraderas de la historia. De hecho, el encuentro de rectores en la Universidad de Salamanca coincidió con los festejos por los 800 años de su fundación como la primera universidad del mundo hispano y la tercera más antigua de Europa.

A lo largo de la historia, las universidades han unido a personas de todos los ámbitos en la búsqueda del conocimiento. En tiempos de incertidumbre política y social, las universidades tienen la oportunidad y la responsabilidad de trabajar juntas para trascender el clima de polarización que afecta a gran parte del mundo. Junto con otras instituciones de educación superior, la Universidad de Miami puede jugar un papel clave para fomentar alianzas que promuevan los intereses comunes de las sociedades en nuestro hemisferio y el resto del mundo.

La cumbre internacional de rectores siguió a otra reunión enfocada en hacer conexiones a través de fronteras y fortalecer los lazos mutuos en las Américas. Diez líderes de distinguidas universidades, desde Canadá hasta el Caribe y Chile, se reunieron para analizar el papel que sus instituciones pueden desempeñar como motores de innovación en nuestra región. Convocados por la Universidad de Miami, estos líderes exploraron estrategias específicas para lograr avances en la investigación, la educación y el servicio.

Aprovechando el valor de nuestra ubicación en una de las ciudades más cosmopolitas de mundo, que sirve como punto de confluencia de las Américas, la Universidad de Miami ha desarrollado una estrategia hemisférica que se basa en cinco pilares: 1) el estudio de las Américas; 2) el intercambio educativo; 3) la investigación; 4) la innovación tecnológica; y 5) la atención médica.

Nos abocaremos a este esfuerzo en asociación con otras instituciones reconocidas. Para tal efecto, hemos lanzado el Consorcio Universitario Hemisférico con un número selecto de socios de Norte, Centro y Sudamérica. Juntos encararemos los desafíos más apremiantes de la región, como el cambio climático, la pobreza, la desigualdad de género y las amenazas a la salud, cuestiones que no reconocen fronteras ni muros nacionales.

Junto con nuestros socios académicos, la Universidad de Miami fomentará la investigación, generará pruebas científicas sólidas, promoverá el entendimiento cultural y elaborará soluciones para enfrentar estos desafíos comunes.

Las universidades crean alianzas que los líderes nacionales pueden emular. Sobre la base del respeto mutuo, es posible movilizar las fortalezas de cada institución para progresar juntos.

El Consorcio Universitario Hemisférico proporcionará una estructura para que estudiantes, docentes e investigadores colaboren, promoviendo el descubrimiento, el aprendizaje, el entendimiento mutuo y un nivel más elevado de integración entre las naciones.

En Miami gozamos de una posición estratégica en el mundo con una perspectiva única para apreciar la diversidad de la región, las necesidades que van surgiendo y las vastas oportunidades existentes.

Al construir puentes sostenidos por metas compartidas, seremos más fuertes que si enfrentamos solos nuestro futuro. La Universidad de Miami se encuentra en el umbral de un nuevo modelo de colaboración que honra su pasado como parte de una ciudad construida por gente de todo el mundo y que mira hacia un futuro que unifica y beneficia a todos.

 

NOTA: Este artículo forma parte del servicio de firmas de la Agencia EFE al que contribuyen diversas personalidades, cuyos trabajos reflejan exclusivamente las opiniones y puntos de vista de sus autores.

imagen

imagen