OTAN CUMBRE

Las exigencias de Trump amenazan la cumbre de la OTAN

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que asiste a la Cumbre de la OTAN que se celebra en Bruselas, ha calificado de "morosos" a los países de la OTAN que no destinan el 2 % de su PIB al gasto en Defensa, según informó el servicio de prensa de la Casa Blanca.
Donald Trump y Pedro Sánchez durante la cumbre de la OTAN que se celebra en Bruselas. EFE/ArchivoDonald Trump y Pedro Sánchez durante la cumbre de la OTAN que se celebra en Bruselas. EFE/Archivo

“Son morosos en lo que a mí respecta porque Estados Unidos ha tenido que pagar por ellos”, comentó durante un desayuno con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, previo a la cumbre de líderes de la alianza que se celebra en Bruselas.
Pero el presidente estadounidense aún ha ido más lejos al plantear que los países miembros de la OTAN deben elevar el gasto militar hasta el 4 % de sus respectivos PIB, frente al 2 % acordado en 2014, y criticó a Alemania tanto por su política energética como por su inversión en Defensa.
Los países de la OTAN se comprometieron en la cumbre que celebraron en Gales en 2014 a destinar el 2 % de sus respectivos productos interiores brutos a la Defensa en el plazo de una década, pero Trump quiere que ese compromiso se cumpla cuanto antes.
La cumbre ha sido también el marco del primer saludo entre el jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que se han visto durante los preparativos de la foto de familia de los dirigentes que han acudido a la cumbre.
Precisamente Pedro Sánchez ha sido uno de los destinatarios de la carta que la pasada semana envió el mandatario estadounidense a varios líderes europeos, en la que les recordaba el compromiso de incrementar su gasto militar.
Donald Trump ocupa la Casa Blanca desde enero de 2017. Desde entonces su administración se ha caracterizado por sus diferencias con los socios europeos y sus comentarios en temas sensibles para el futuro de la Unión Europea como el Brexit o la inmigración irregular.
Los reproches lanzados por no elevar el presupuesto de defensa llegan después de las críticas por el déficit comercial que tiene su país respecto a otras economías como la europea o la china.
Un argumento que ha servido a Trump para elevar los aranceles a productos europeos, chinos y de otros países, lo que ha provocado el comienzo de una guerra comercial, que a la larga puede afectar a la economía global.

Publicado en: Protagonistas