Las elecciones presidenciales en Túnez confirman el fracaso de los yihadistas

El cumplimiento del calendario electoral con la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Túnez supone un mazazo para el credo del yihadismo terrorista que considera "imposible" los cambios en el mundo islámico sobre la base de reformas políticas inspiradas en la participación popular.
 Trabajadores cuentan votos en los colegios electorales en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Túnez, celebradas en noviembre de 20 Trabajadores cuentan votos en los colegios electorales en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Túnez, celebradas en noviembre de 2014. En segunda vuelta el candidato laico Beyi Caid Essebsi se ha proclamado ganador.EFE/Archivo/Mohamed Messara

Pedro Canales 

Las elecciones tunecinas estuvieron precedidas por un vídeo subido a la red por los terroristas del Estado Islámico (EI), donde los yihadistas reivindican los asesinatos cometidos el año pasado contra dos relevantes dirigentes de la izquierda laica, Chokri Belaid y Mohamed Brahmi, y amenazan con nuevas violencias y crímenes.

Sobre el vídeo,  el actual primer ministro tunecino, Mehdi Jomaa, afirmaba que era un mensaje de desesperación e impotencia. Para Jomaa, “el éxito de la experiencia político-electoral tunecina constituye la negación del proyecto defendido por los yihadistas”, que habían llamado al boicot electoral y amenazado la población con represalias.

En efecto, el ideólogo del terrorismo islámico Ayman el Zawahiri, preconizado por  Al Qaeda desde los años 90 de la guerra de Afganistán basaba todo su programa en la imposibilidad de generar cambios en los países islámicos gobernados por “ateos y renegados”. 

El éxito de la “primavera tunecina” basada en la alianza de fuerzas de los movimientos laicos contra la dictadura del general Zine el Abidine Benali y el movimiento político islamista reformador Enahda, ha supuesto un golpe mortal para el credo yihadista.

– Accede al contenido completo y obtén más información escribiéndonos a efeanalisis@efe.es