Las elecciones dejan un escenario en el que será difícil formar gobierno

El PP ha ganado las elecciones celebradas el domingo en España, con 122 escaños y el 28 % de los votos; por delante del PSOE, con 91 diputados y el 22 %; de Podemos, 69 y el 20 %; y Ciudadanos, con 40 y algo menos del 14 % de los sufragios.
Acopio de las papeletas con las candidaturas para las elecciones del 20 de diciembre en el almacén central de Madrid.- EFE/Archivo/Chema MoyaAcopio de las papeletas con las candidaturas para las elecciones del 20 de diciembre en el almacén central de Madrid.- EFE/Archivo/Chema Moya

Pese a la victoria, el partido que encabeza Mariano Rajoy ha perdido 16 puntos y 64 escaños respecto a las elecciones de 2011, y el PSOE, que en aquellos comicios cosechó los peores resultados de su historia, ha caído aún más y se ha dejado 6 puntos y 19 escaños  respecto a aquellos comicios.ç

Los resultados de las elecciones confirman los pronósticos que anunciaban el fin del bipartidismo, puesto que PP y PSOE, que han dominado la política española durante las últimas tres décadas, sólo sumarán esta vez el 50 de los votos, cuando desde 1982 siempre habían superado, conjuntamente, el 70 % de los sufragios.

El escenario que surge de las elecciones hará difícil la gobernabilidad, porque reunir los 176 votos que dan la mayoría absoluta en el Congreso se presenta muy difícil para cualquiera de las hipotéticas alianzas que pudieran formarse.

Por detrás de los cuatro partidos más votados han quedado ERC, que ha logrado 9 diputados; Democracia y Libertad, 8; el PNV, 6; UP-IU, 2; Bildu, 2; y Colaición Canaria, con 1.

Por tanto, la elección del futuro presidente del Gobierno queda supeditada a las negociaciones y los pactos que alcancen las formaciones políticas durante las próximas semanas.

imagen

imagen