La “tercera vía” de Podemos perjudica a los nacionalistas tradicionales

Más allá de la incertidumbre sobre la gobernabilidad del país, las elecciones del pasado 20 de diciembre dibujan un cambio en el voto periférico, con una fuerte entrada de Podemos que hace que tanto los nacionalismos como el Partido Socialista se resienta en las llamadas comunidades históricas.
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, participa un acto electoral de En Comú Podem para las elecciones del 20D. EFE/Archivo/Quique García
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, participa un acto electoral de En Comú Podem para las elecciones del 20D. EFE/Archivo/Quique García

María López

Podemos ha sido la primera fuerza en Cataluña y País Vasco y segunda en Galicia, sumando apoyos a su idea de una “España plurinacional” articulada en torno al “derecho a decidir”.

Pablo Iglesias materializó la propuesta en forma de coalición, junto a Barcelona en Comú en Cataluña (En Comú-Podem) y junto a Anova e Izquierda Unida en Galicia (En Marea).

Podemos adelantó a los partidos nacionalistas e independentistas, pero su particular “tercera vía” impide concluir que los nacionalismos periféricos retroceden, aunque sí encuentran vías distintas para manifestarse. (Podemos ha pactado que las candidaturas gallega, valenciana y catalana tengan grupo parlamentario propio).

Así, respecto a los comicios generales de 2011 caen los partidos nacionalistas tradicionales, tanto en Cataluña (cuando más fuerte se declaraba) como en el País Vasco.

Las elecciones del 20-D también confirman el mal momento que los partidos de ámbito estatal viven en estas regiones. El Partido Popular cae en todas, aunque se mantiene como primera fuerza en Galicia, mientras que el PSOE continúa con el desplome que comenzó en 2008.

Podemos, al que en las elecciones catalanas perjudicó la polarización en torno a la independencia, obtiene ahora éxito al proponer la vía de la consulta al tiempo que en estos territorios ocupa ideológicamente el espacio de la izquierda y de las medidas sociales, lo que perjudica al PSOE pero también a la izquierda radical e independentista de EH-Bildu.

¿El voto a Podemos ha sido en clave ideológica o nacionalista? La respuesta es complicada dada la posición intermedia que adopta la formación, un caramelo envenenado que jugará en contra de su cohesión interna según algunos analistas.

-País Vasco

Podemos adelanta al PNV en votos, aunque no en escaños (5 frente a 6)y roba el espacio electoral a EH-Bildu, al que le pesa su pasado, la falta de avances en el proceso de paz (sobre todo avances en la política penitenciaria de los presos de ETA) y que Podemos compite en las medidas sociales.
….

– Galicia

– Cataluña

 – Accede al texto completo escribiéndonos a efeanalisis@efe.es

Etiquetado con: , , , , , , ,
Publicado en: Análisis