La sombras vuelven sobre el FMI con la imputación de Lagarde en Francia

La designación de Christine Lagarde tras la controvertida salida de Dominique Strauss-Kahn de la dirección del Fondo Monetario Internacional (FMI) en 2011 por un escándalo sexual parecía ser una garantía de estabilidad para una institución en el ojo del huracán en plena crisis de la zona euro.
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde. EFE/Archivo/Jim Lo ScalzoLa directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde. EFE/Archivo/Jim Lo Scalzo

Alfonso Fernández 

Por eso  ha caído como una sorpresa la imputación de Lagarde en Francia por “negligencia” en el caso Tapie, que afecta a la etapa en la que era ministra de Economía del  Gobierno conservador de Nicolás Sarzoky, entre 2007 y 2011. La investigación persigue determinar si hubo irregularidades en la atribución de una indemnización de 403 millones de euros al empresario Bernard Tapie en 2007, por la venta de la empresa de equipamiento deportivo Adidas.

Desde el FMI, se ha tratado de calmar las aguas. Sin embargo, las dudas han vuelto a aflorar en una organismo que parecía retomar cierta normalidad institucional tras el escándalo  Strauss-Kahn  y una recesión sorprendentemente prolongada y agitada en las economías avanzadas tras la crisis financiera. Especialmente en la zona euro, donde se llegó a poner en cuestión la supervivencia de la unidad monetaria y el FMI se involucró en tres rescates multimillonarios: Grecia, Irlanda y Portugal, de resultados desiguales.

La imputación de la directora se produce en plenos preparativos de la reunión anual conjunta del FMI y el Banco Mundial (BM), que tendrá lugar en octubre.  Todo ocurre además en un contexto de desigual y frágil recuperación económica global, y con la incertidumbre acerca del último programa de rescate financiero de la institución a Ucrania.

– Accede al contenido completo y obtén más información escribiéndonos a efeanalisis@efe.es 

—-//EFE elabora documentos de análisis bajo petición gracias a la red de profesionales de la información desplegada en más de 120 países del mundo, con el apoyo y coordinación de su área de Análisis.
EFE garantiza en todo momento la confidencialidad de los interesados así como de la información utilizada para este fin, que es custodiada por el área de Análisis del Dpto. de Documentación de EFE y está vinculada a este único objetivo, destruyéndose de forma segura una vez concluido y entregado el encargo.
Para mayor información pueden contactar en el teléfono 913 467 245/526 o mediante el correo electrónico de clientes@efe.es, indicando en el asunto “Análisis”.//—-