DÍA DE LA MUJER

La situación de la mujer en las Fuerzas Armadas españolas

Hace treinta años las Fuerzas Armadas españolas abrieron sus puertas a la incorporación de la mujer a sus filas, un proceso paulatino que ha contribuido decisivamente a romper estereotipos como la separación de trabajos por géneros y se ha convertido en un motor de dinamismo y modernización de las Fuerzas Armadas españolas.
Una soldado desfila durante una parada militar en 2011. EFE/Carlos de SaáUna soldado desfila durante una parada militar en 2011. EFE/Carlos de Saá

Tres décadas en las que el Ejercito español ha pasado de ser una institución exclusivamente masculina, en la que abundaban las imágenes y los relatos de virilidad castrense, a una más heterogénea e integrada, en la que las mujeres participan no solo en tareas burocráticas o sanitarias.
Según los datos del ministerio de Defensa, las Fuerzas Armadas españolas suman un total de 120.843 efectivos, de los que 105.538 son hombres (87,4 %) y 15.305 son mujeres, es decir el 12,6 %. Una cifra que puede parecer baja pero que se ha doblado desde el año 2000, cuando era del 6,6 %.
También es interesante apuntar que en relación al resto de nuestros aliados de la OTAN, en 2015 España ocupaba el puesto décimoprimero, casi dos puntos por encima de la media de la organización atlántica que era del 10,8 %, y por delante de países como Reino Unido (10,1 %), Noruega (9,5 %) y Bélgica (7,7 %).
Una presencia importante aunque mejorable, teniendo en cuenta la creciente presencia femenina en otros sectores y que tiene su parte negativa en la proporción de mujeres oficiales y suboficiales, es decir con responsabilidad de mando.
Aquí nos encontramos que de los 16.110 oficiales que componen nuestras Fuerzas Armadas solo 1.345, el 8,3 % son mujeres, lo que supone 4,3 puntos menos que la presencia general de las mujeres. Menor es todavía el número de suboficiales, ya que sobre un total de 28.260 solamente 1.352 son mujeres, lo que nos da un paupérrimo 4,7 %, ocho puntos menos que la media.
La mujer de mayor graduación del Ejército es la coronel Patricia Ortega, con tres estrellas de ocho puntas en sus galones desde 2016, año en el que las Fuerzas Armadas tenían 92 mujeres tenientes coroneles (o capitanes de fragata, en su equivalente en la Armada), 267 comandantes (capitanes de corbeta) y 468 capitanes o tenientes de navío.
Pero al igual que en otros sectores laborales, las Fuerzas Armadas no están libres de uno de los temas que han marcado la agenda feminista en los últimos años: el acoso sexual.
Así se refleja en el estudio específico de las Fuerzas Armadas, que identificó entre 2004 y 2015 un total de 174 denuncias relacionadas con distintos tipos de acoso en las Fuerzas Armadas y dictó 12 sentencias condenatorias, tres absoluciones y dos casos fueron sobreseídos.

Publicado en: Documentos