La remodelación del Gobierno de Haití reduce tensiones en un año electoral

La remodelación del Gobierno haitiano permitirá, al menos a corto plazo, reducir la tensión política y encarar la preparación de los comicios parciales de octubre, pospuestos varias veces y cuya celebración ha reclamado la comunidad internacional.
Protestas antigubernamentales en Puerto Príncipe (Haití) en septiembre de 2013. EFE/Archivo/Jean Jacques AugustinProtestas antigubernamentales en Puerto Príncipe (Haití) en septiembre de 2013. EFE/Archivo/Jean Jacques Augustin

Arbuste Víctor

Esta reestructuración del gabinete anunciada por el primer ministro, Laurent Lamonthe, que incluyó la designación de 10 nuevos ministros, fue fruto, según dijo, de “largas negociaciones políticas”. Asimismo, responde a los acuerdos alcanzados el 14 de marzo pasado entre la mayoría de los partidos políticos con la mediación de la Iglesia católica. 

Y es que estos cambios fueron recomendados en el pacto político alcanzado en febrero y firmado en marzo entre el Gobierno, los legisladores y los partidos, tras meses de manifestaciones y de incertidumbre política por la carestía de la vida en el empobrecido país caribeño y el continuo aplazamiento de las elecciones legislativas y municipales.

Este acuerdo y la nueva ley electoral, aprobada en noviembre pasado, allanan el camino para la celebración de los comicios parciales, muy demandados por la comunidad internacional, especialmente por Estados Unidos, quien ha pedido unas elecciones “libres, justas y transparentes”.

Además de la celebración de las elecciones el 26 de octubre próximo, las partes acordaron una eventual enmienda a la Constitución y la creación de un nuevo órgano electoral. 

Pero el solo hecho de que el Gobierno y la clase política haitiana se hayan puesto de acuerdo representa un paso significativo en esta nación, que debe concentrarse en el plan de reconstrucción en marcha tras el devastador terremoto que en 2010 destruyó parte de su capital, Puerto Príncipe, y causó unos 300.000 muertos.

Éste es el quinto cambio significativo que acomete el Ejecutivo haitiano tras la llegada al Poder de Michel Martelly en mayo de 2011. Además, Haití negocia con la fronteriza República Dominicana acuerdos “históricos” en materias como migración, trabajo, medioambiente, agricultura y turismo. 

– Accede al contenido completo y obtén más información escribiéndonos a efeanalisis@efe.es

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Análisis