La recaudación tributaria de 2016 fue 7.271 millones inferior a la prevista

La Agencia Tributaria (Aeat) gestionó una recaudación en 2016 de 186.249 millones de euros, una cifra que se situó 7.271 millones de euros, un 3,8 %, por debajo de la recogida en las previsiones presupuestarias, de acuerdo al Informe Anual de Recaudación Tributaria de 2016.
Imagen de la Campaña de la Renta 2016. EFE/Archivo/Nacho GallegoImagen de la Campaña de la Renta 2016. EFE/Archivo/Nacho Gallego

La desviación en la recaudación se produjo principalmente en el impuesto sobre la renta y en el de sociedades, explica la Agencia, que añade que el pasado año el crecimiento económico fue superior al previsto pero con menor aumento de precios y de salarios.

En el caso del IRPF, la recaudación quedó un 4 % por debajo de lo presupuestado, un desvío que la Aeat relaciona con que el esperado repunte de un 1,4 % de la remuneración de los asalariados no se produjo y con la intensidad de la caída de las ganancias patrimoniales.

En cuanto al impuesto de sociedades recaudó un 12,8 % menos de lo presupuestado, principalmente porque el cierre de 2015 fue peor de lo esperado, lo que afectó a la base de proyección y derivó en más devoluciones de las estimadas.

A esto se añade que el Presupuesto incluía una partida de 600 millones del impuesto sobre transacciones financieras, que finalmente no entró en vigor, y que los menores precios de la electricidad mermaron los ingresos del impuesto sobre la producción de energía eléctrica y el impuesto especial sobe la electricidad.

Datos de la recaudación tributaria por impuestos:

El informe indica que la recaudación tributaria gestionada por la Agencia Tributaria ascendió el pasado año a 186.249 millones, un 2,3 % más que en 2015, gracias a la evolución favorable del consumo y el empleo, aunque este efecto fue “parcialmente contrarrestado” por las medidas normativas y ajustes contables.

La Agencia calcula que los cambios normativos mermaron en 2.264 millones de euros la recaudación, una cifra que eleva a 10.110 millones entre los ejercicios 2015 y 2016.

La base imponible agregada creció un 4,3 %, principalmente gracias al impacto que las medidas fiscales aprobadas en diciembre tuvieron sobre el impuesto de sociedades.

Por impuestos, el IRPF recaudó 72.416 millones, un 0,1 % más, una estabilidad que se produce al confluir el aumento de la renta de los hogares, debido a la recuperación del empleo, con la bajada del tipo puesta en marcha por el Gobierno de 2015.

Los ingresos del impuesto de sociedades aumentaron un 5 %, hasta 21.678 millones, impulsados por el impacto de las sucesivas reformas, que tuvieron una repercusión positiva de 1.047 millones.

El mayor impacto correspondió a las medidas sobre los pagos fraccionados que suponían la aplicación de tipos incrementados y la exigencia de un pago mínimo a las grandes empresas, aunque fue contrarrestado por la disminución de los tipos, del 28 % al 25 %, lo que mermó los ingresos en 1.991 millones.

El IVA recaudó 62.845 millones, un 4,2 % más, gracias al aumento de la base del impuesto como consecuencia del mayor consumo de los hogares.

Los impuestos especiales ingresaron 19.866 millones, un 3,8 % más, impulsados por el impuesto de hidrocarburos -que subió un 7,9 % por el mayor consumo y las menores devoluciones del céntimo sanitario-, el alcohol y el tabaco.

La recaudación de los impuestos sobre el tráfico exterior, que son recursos de la Unión Europea, aumentaron un 5,7 % y el impuesto sobre primas de seguros, un 1,6 %. EFE/doc

Etiquetado con: ,
Publicado en: Documentos