La primera presa china en el Brahmaputra genera recelo en los países vecinos

Tras cinco años de trabajo, la primera presa hidroeléctrica en el Brahmaputra, uno de los ríos más largos del mundo, comenzó a operar en la región del Tíbet, en medio de los temores en India y Bangladesh, las otras naciones de la cuenca, a que este proyecto chino afecte a sus economías y ecosistemas.
La primera presa china en el Brahmaputra genera recelo en los países vecinos

Antonio Broto

Las obras del embalse de Zangmu, dificultadas por la gran altura del lugar donde está emplazado (3.300 metros sobre el nivel del mar) fueron presentadas por China como un hito más de la ingeniería nacional, aunque los países vecinos, especialmente la India, ven con preocupación las implicaciones estratégicas del proyecto.
La presa ha costado 1.500 millones de dólares (1.200 millones de euros) y su primer generador comenzó a funcionar este domingo, mientras que otros cinco serán abiertos antes de finales de 2015, informó la agencia oficial Xinhua.
La instalación, en la que el agua cae 124 metros, tendrá una capacidad total de 510 megavatios y generará anualmente 2.500 millones de kilovatios/hora de electricidad, principalmente destinados a la región del Tíbet, donde son frecuentes los problemas de abastecimiento eléctrico en los meses invernales.
El embalse del Brahmaputra (río que en China es denominado Yarlung Tsanpo, topónimo de origen tibetano), según los expertos chinos, aumenta un 25 por ciento la capacidad de generación eléctrica del Tíbet, una de las regiones menos desarrolladas de China.
China asegura que la construcción de Zangmu se ha llevado a cabo teniendo en cuenta de forma especial la protección medioambiental, y para ello se han invertido 52 millones de dólares (42 millones de euros) en proyectos paralelos a la presa tales como plantas de tratamiento de residuos y zonas de protección de la fauna fluvial.

—-//EFE elabora documentos de análisis bajo petición gracias a la red de profesionales de la información desplegada en más de 120 países del mundo, con el apoyo y coordinación de su área de Análisis. 
EFE garantiza en todo momento la confidencialidad de los interesados así como de la información utilizada para este fin, que es custodiada por el área de Análisis del Dpto. de Documentación de EFE y está vinculada a este único objetivo, destruyéndose de forma segura una vez concluido y entregado el encargo. 
Para mayor información pueden contactar en el teléfono 913 467 245/526 o mediante el correo electrónico de clientes@efe.es, indicando en el asunto “Análisis”.//—-

 

Publicado en: Análisis