La presidenta de Andalucía sale fortalecida de la crisis con IU

La decisión de Susana Díaz, de retirar las competencias en materia de vivienda a la Consejería de Fomento, en manos de IU, después de que ésta decidiera el realojo de un grupo de familias expulsadas de la corrala La Utopía de Sevilla, ha desatado una crisis entre los dos socios del Gobierno, solucionada finalmente tras la restitución de las competencias a la consejera de IU.
La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz  y el vicepresidente, Diego Valderas. EFE/Archivo/Jose Manuel VidalLa presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz y el vicepresidente, Diego Valderas. EFE/Archivo/Jose Manuel Vidal

Miguel Garrido

Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía, ha vuelto a dar un golpe de mano, esta vez en la comunidad que preside desde hace siete meses, semejante al que protagonizó en la Conferencia Política del PSOE, en noviembre de 2013, cuando pronunció un discurso en defensa de la unidad de España y contra el proceso soberanista de Cataluña que la llevó a las primeras páginas de la política nacional.

La semana pasada, Díaz decidió frenar los realojos de un grupo de familias que habían sido expulsadas de la corrala La Utopía, de Sevilla, un edificio de Ibercaja en el que llevaban más de dos años. La Consejería de Fomento, que dirige Elena Cortés, de IU, empezó a realojar a algunas de estas familias en viviendas de la Junta, a pesar de que muchas otras personas esperan desde hace tiempo acceder a los pisos.

La decisión unilateral tomada por la consejera Cortés llevó a la presidenta de la Junta a retirar de forma provisional a la consejería la potestad para realizar realojos temporales por razones de emergencia en viviendas públicas del Gobierno autónomo.

La decisión de Díaz ha desatado una crisis que ha durado varios días y que ha estado a punto de romper el pacto de Gobierno, al que ha dejado malherido, y de provocar un adelanto electoral. IU decidió, en medio de las negociaciones con el PSOE, suspender de forma momentánea el desarrollo del acuerdo, que conlleva 250 medidas y 28 leyes, ninguna de las cuales ha sido todavía aprobada.

Mientras, IU de Andalucía se aventuraba a pronosticar que la suspensión sería definitiva si el Gobierno no devolvía las competencias a Fomento, el coordinador general, Cayo Lara, declaraba que el pacto seguía en vigor. Finalmente, la búsqueda de una solución para las familias de la corrala La Utopía, siempre conforme a la ley, y la devolución de las competencias a Fomento, puso punto final al conflicto que amenazaba con unas elecciones tras el verano, que incluso la presidenta barajó.

La presidenta de la Junta sale reforzada de esta crisis aunque el conflicto crea un clima de preocupación y supone para IU una advertencia de que no puede monopolizar competencias como la vivienda.
Todos coinciden en que el golpe de autoridad de Susana Díaz aumenta aún más sus posibilidades de lograr la victoria en los comicios de 2015, donde las encuestas ya la acercan incluso a una mayoría absoluta. No hay que olvidar que en 2011 ganó por primera vez el PP.

– Accede al contenido completo y obtén más información escribiéndonos a efeanalisis@efe.es