OCDE, inquietud y menos optimismo para 2017

La OCDE revisa al alza su previsión de crecimiento económico en España este año para igualarla a la del Gobierno (3,2 %), pero se mantiene menos optimista para 2017, al augurar que la cadencia se moderará al 2,3 % y que esa tendencia se prolongará en 2018, con un 2,2 %.
El ministro de Economía, Luis de Guindos, junto al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (i). EFE/Archivo/Juan Carlos HidalgoEl ministro de Economía, Luis de Guindos, junto al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (i). EFE/Archivo/Juan Carlos Hidalgo

 

En su informe semestral de perspectivas publicado este lunes, 28 de noviembre, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico pone sobre la mesa su inquietud por que el Gobierno en minoría de Mariano Rajoy pueda reducir su capacidad para hacer las reformas que den un impulso a la actividad de forma sostenible.
Más allá de alertar sobre los riesgos de turbulencias en los mercados financieros internacionales, la OCDE eleva en cinco décimas la progresión del PIB español en 2016, que tendrá así el quinto más elevado de sus 35 países miembros, sólo por detrás de Islandia (6 %), Nueva Zelanda (3,7 %), Israel (3,6 %), Eslovaquia (3,3 %) e Irlanda (3,1 %).
Destaca entre otras razones la fortaleza de la demanda interna (el consumo sube un 3,4 % y la inversión un 4,3 %), las condiciones favorables de financiación (con unos tipos de interés históricamente bajos), un barril de petróleo muy barato, una evolución salarial muy moderada por el abultado desempleo y la expansión de las exportaciones.
La OCDE sigue calculando que el aumento del PIB en 2017 se quedará, como ya decía hace seis meses, dos décimas por debajo del 2,5 % que ha anunciado el Ejecutivo de Mariano Rajoy.
En Europa, los analistas del estudio recuerdan que los principales países a los que España exporta en Europa crecerán poco (Francia un 1,3 %, Alemania un 1,7 %, Italia un 0,9 %, el Reino Unido un 1,2 %) y, en términos generales, el comercio mundial se encuentra “anémico”.
Además, a inflación repuntará moderadamente con el ascenso del petróleo (tras un -0,3 % de media en 2016, se anticipa un 1,5 % en 2017 y un 1,3 % en 2018), entre otras cosas porque la tasa de desempleo, aunque cae, es elevada.
En España el índice de desempleo llegó a triplicar la media de la OCDE en 2013 con el 26 %, y debe descender al 19,6 % en 2016, al 17,7 % en 2017 y al 16,4 % en 2018. EFE

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Documentos