La negociación nuclear con Irán entra en un periodo decisivo

Las negociaciones nucleares de la comunidad internacional con Irán entran en un momento clave este mes, plagado de citas en las que se verá si las partes tienen la voluntad y capacidad de acordar un texto que ponga fin a una década de crisis y sanciones.
 La jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton (i), y el ministro de Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif, ofrecen una rueda de prensa tras una La jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton (i), y el ministro de Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif, ofrecen una rueda de prensa tras una reunión de Irán y el Grupo 5+1 el pasado febrero en Austria (Viena) celebrada en Austria (Viena) hoy, jueves 20 de febrero de 2014.EFE/Archivo/Herbert Neubauer

Ana Cárdenas

En los próximos días la República Islámica y el Grupo 5+1 iniciarán la redacción del que debería ser el pacto final y en unas semanas expira el plazo para el cumplimiento del acuerdo entre Irán y el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) para una mayor transparencia del programa nuclear iraní.

Un equipo de inspectores del OIEA, encabezado por Masimo Aparo visitó la semana pasada Irán para inspeccionar la mina de uranio de Saghand y la planta de procesado de concentrado de uranio de Ardakan, ambas en la provincia central de Yazd.

Estas visitas son dos de los siete puntos de transparencia acordados el pasado febrero entre Irán y el organismo internacional con sede en Viena que deben cumplirse antes del próximo 15 de mayo y que Teherán ha asegurado que cumplirá.

Entre los puntos a cumplir antes de dos semanas están también la entrega del Cuestionario de Información de Diseño del reactor IR-40 de Arak y de un plan para proveer salvaguardas de que ese reactor no se utilizará con fines militares.

El portavoz de la organización atómica iraní, Behrouz Kamalvandi, aseguró esta semana que el país “cumplirá con sus compromisos en tiempo. La mayoría ya se ha hecho y el resto se hará antes del 25 de ordibejesth (15 de mayo en el calendario solar persa)”.

En paralelo al aumento de la transparencia y apertura del programa nuclear iraní, siguen desarrollándose las negociaciones con la comunidad internacional representada por el Grupo 5+1 (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU -EEUU, Francia, Reino Unido, Rusia y China- más Alemania) que avanzan “positivamente” según las partes y que este mes entran también en una fase clave.

Irán está interesado en cerrar lo antes posible un trato que permita el levantamiento de las sanciones internacionales, principal promesa electoral del presidente Hasán Rohaní. 

Además de la cuestión económica, las negociaciones están teniendo un coste político importante para el Gobierno, que se enfrenta, semana sí, semana también, a críticas del conservador Parlamento y a llamamientos de los radicales a no ceder terreno en el campo atómico.

Entre los aspectos controvertidos que quedan por resolver está el futuro del reactor de agua pesada de Arak, en el este del país, que una vez en marcha podrá generar plutonio que Occidente teme pueda ser utilizado como combustible para armas nucleares.El límite, el grado y cantidad de enriquecimiento de uranio es otro de los puntos a decidir y, según el jefe de la organización atómica iraní, está ya prácticamente resuelto.

Otra de las cuestiones pendientes, y una de las más controvertidas, es la relacionada con el programa balístico iraní, pero ese es un frente en el que Teherán se cierra por completo: el diálogo nuclear, insiste, debe limitarse al programa atómico, el desarrollo militar iraní no está sujeto a negociación alguna.

– Accede al contenido completo y obtén más información escribiéndonos a efeanalisis@efe.es