Moción de censura en Extremadura: complicada partida de póker

La moción de censura presentada por el PSOE contra el Gobierno del popular José Antonio Monago en Extremadura se ha convertido en una partida de póker en la que IU y los regionalistas del PREX-CREX tienen el reto de diseñar en solitario su estrategia a sabiendas de que lo que haga uno influirá en el otro.
El secretario regional del PSOE de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, en el Debate sobre el estado de la región de 2013. EFE/Archivo/Jero MoraleEl secretario regional del PSOE de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, en el Debate sobre el estado de la región de 2013. EFE/Archivo/Jero Morales

Jero Díaz y Gorka Ruiz

El PP cuenta con 32 diputados en el Parlamento extremeño, mientras que el PSOE tiene 28; IU, 3; y el PREX-CREX -que el pasado mes de septiembre rompió su coalición con los socialistas- suma 2. La jugada es la siguiente: el PSOE lanza un órdago para cambiar el Gobierno de Extremadura por sorpresa y, por el momento, sin contar con el apoyo de las dos piezas claves en esta partida: IU y PREX-CREX. 

IU, que precisamente con su abstención hace 3 años posibilitó la llegada del PP a la Junta de Extremadura –después de 30 años de socialismo-, se verá obligado el próximo miércoles, cuando se debata la moción de censura, a elegir nuevamente entre Monago o Vara a un año de las elecciones autonómicas y en plena campaña de los comicios europeos.

Tras una semana ya de por sí demasiado cargada, con dos días de debate sobre el estado de la región, la celebración hoy de un pleno ordinario en el Parlamento extremeño y la apertura de la campaña electoral, el líder regional de IU, Pedro Escobar, se vio obligado a viajar a  Madrid para reunirse con la dirección federal y estudiar qué hacer ante la moción de censura.

Las relaciones entre la federal e IU-Extremadura no son buenas desde que el Consejo Político Regional de la coalición decidió, en contra de la dirección de Cayo Lara, abstenerse en 2011 y dejar así gobernar al PP. Ahora, según fuentes de la dirección de Madrid, coinciden en ver que la moción de Fernández Vara responde a una estrategia electoralista “más que a una auténtica voluntad” de cambiar el Gobierno extremeño y hacer otra política.

Por su parte, la dirección del PREX-CREX está convocada a una reunión hoya las 19:00 horas en Cáceres para decidir entre sus antiguos socios de coalición o la continuidad de Monago al frente del Gobierno extremeño.

Dos papeletas nada fáciles para estos partidos, que se han visto obligados a poner en marcha su maquinaria para diseñar la estrategia que, según aseguran ambas formaciones, interese más a Extremadura y que los dos partidos ultimarán este fin de semana con las reuniones de sus órganos de dirección.

Los contactos entre todos los partidos, ya han comenzado y se sucederán en los próximos días, aunque, como en cualquier partida de póker, se espera que todos los movimientos sean discretos para no dar pistas sobre las jugadas.

– Accede al contenido completo y obtén más información escribiéndonos a efeanalisis@efe.es