La Liga Musulmana de Nawaz Sharif partido más votado en Pakistán

Aunque todavía no hay datos oficiales, si el resultado se confirma significaría el retorno al poder del exprimer ministro Sharif.
EFE/T. MUGHALEFE/T. MUGHAL

 

Su primer intento de alcanzar la jefatura de Gobierno en las elecciones de 1988  se saldó con una derrota ante Benazir Bhutto, la primera mujer que alcanzó el poder en Pakistán.

Dos años después fue elegido primer ministro al imponerse en los comicios convocados tras la destitución de Bhutto. Desde el poder emprendió un programa de privatizaciones, opuesto a las nacionalizaciones que habían caracterizado el mandato de su predecesora.

Su enfrentamiento con el presidente Ghulan Ishaq khan, a raíz del intento de Sharif de cambiar una enmienda constitucional que otorgaba al Jefe del Estado el poder de disolver el Parlamento y destituir al primer ministro, precipitó el final de su primer mandato.

Aunque en abril de 1993 fue destituido bajo la acusación de abuso de poder y corrupción, el Tribunal Supremo revocó la medida y le restituyó en el poder. Poco le duró la alegría ya que en julio de 1993 tuvo que dimitir acuciado por la grave crisis económica que vivía el país.

Después de un nuevo fracaso en las elecciones de octubre de ese año, la Liga Musulmana se impuso por amplia mayoría en las elecciones de 1997 y Sharif fue reelegido. Durante su segundo mandato, Pakistán alcanzó el estatus de potencia nuclear y se puso a la par de su vecino y tradicional enemigo del sur, la India.

En octubre de 1999 fue apartado nuevamente del poder por un golpe de estado encabezado por el general Musharraf, que le condenó a cadena perpetua.
A finales de 2000 fue liberado aunque tuvo que tomar el camino del exilio donde se consolidó como el principal opositor al régimen militar hasta su regreso a Pakistán en 2007.

Etiquetado con:
Publicado en: Protagonistas