La Libertad de Prensa más amenazada que nunca

Como cada 3 de mayo desde el año 1993 el mundo conmemora el Día Mundial de la Libertad de Prensa, y una vez más los ciudadanos tienen poco que celebrar dado que la libertad de prensa se encuentra, según la organización Reporteros sin Fronteras, más amenazada que nunca.
Un grupo de periodistas hondureños, protestan por la muerte de seis compañeros en 2010. EFE/Gustavo AmadorUn grupo de periodistas hondureños, protestan por la muerte de seis compañeros en 2010. EFE/Gustavo Amador

En un informe hecho público por Reporteros sin Fronteras en coincidencia con el Día de la Libertad de Prensa, se señala que las autoridades chinas son las que menos han respetado este derecho. Detenciones masivas y confesiones forzadas han sido el trato común que el Gobierno chino ha dispensado a periodistas-ciudadanos, blogueros y activistas.
Tampoco es mucho mejor la situación de los profesionales en Siria, país que vive un sangriento conflicto desde 2011, y donde los periodistas arriesgan su vida a diario por los enfrentamientos entre las fuerzas del Gobierno y grupos rebeldes.
Otros países donde los informadores independientes se juegan su libertad a diario son Turkmenistán, en Asia Central, donde los medios de comunicación están todos bajo control estatal.
Una situación similar a la de Corea del Norte donde solo la Agencia Central de Prensa Norcoreana (KCNA) es la única que cuenta con la autorización de proporcionar información oficial a los medios de prensa escrita o radiofónica.
En África es Eritrea el país del que se llama la atención en el informe de Reporteros sin Fronteras, donde once periodistas se encuentran arrestados sin que se haya celebrado contra ellos un proceso judicial.
Por otra parte Amnistía Internacional llama la atención por la situación de la prensa en Turquía y ha exigido la liberación de más de 120 periodistas encarcelados en prisiones turcas.
España ocupa el puesto 29 en la clasificación de Reporteros sin Fronteras, organización que denuncia las consecuencias que la nueva Ley de Seguridad Ciudadana puede tener en el desarrollo de la libertad de expresión y de información.
La organización señala que al menos seis periodistas españoles han sido sancionados con multas desde la puesta en marcha de la ley, acusados de impedir la labor de los agentes de la policía o de haberles tomado fotografías.

Publicado en: Documentos