La inflación dispara las alarmas en Uruguay

La inflación, que en lo que va de 2014 ha trepado un 4,1 % y alcanzado la tasa interanual más alta en diez años, mantiene en vilo a Uruguay, donde las autoridades no esconden su preocupación pero aseguran poder controlar este indicador pero los analistas alertan de que eso está lejos de suceder.
La inflación dispara las alarmas en Uruguay

Raúl Cortés

Aunque todavía se encuentra a mucha distancia de Venezuela y Argentina, Uruguay se ha asentado en los últimos tiempos como el tercer país con mayor inflación de América Latina, lo que está encareciendo notablemente la vida en un país históricamente caro.

Según los últimos datos oficiales difundidos esta semana, la inflación fue del 1,66 % en febrero, lo que unido al 2,44 % de enero llevó este índice al 9,82 % en los últimos doce meses, la tasa interanual más alta desde agosto de 2002, en plena crisis financiera por el contagio de la suspensión de pagos argentina.

El ministro de Economía, Mario Bergara, reconoció a la prensa que este fenómeno es su “principal foco de preocupación y de atención”. Explicó que el Gobierno va a mantener “el talante contractivo de la política monetaria” para contrarrestar la situación, pero confesó que el “diagnóstico” de las autoridades es que “la política monetaria hoy no es suficiente ni es demasiado efectiva para que la inflación baje de manera rápida”.

La analista Florencia Carriquiry  consideró que “las presiones inflacionarias están siendo muy persistentes, sobre todo por la demanda interna”, que vinculó con el aumento del poder adquisitivo de la población gracias a los aumentos salariales por convenios sectoriales impuestos por el Gobierno, en manos del bloque izquierdista Frente Amplio desde 2005.

– Accede al contenido completo y obtén más información escribiéndonos a efeanalisis@efe.es