La industria del cine pendiente de la nueva dirección en el ICAA

El sector del cine, asfixiado por los recortes y deprimido por la falta de apoyos económicos del Gobierno, se ha cobrado su última víctima, Susana de la Sierra, la hasta ahora directora general del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA), que se va aparentemente agotada.
Imagen de la celebración de los Goya 2014, El realizador David Trueba (i) tras recibir el Goya a la 'Mejor dirección', por su trabajo 'Vivir es faciImagen de la celebración de los Goya 2014, El realizador David Trueba (i) tras recibir el Goya a la "Mejor dirección", por su trabajo "Vivir es facil con los ojos cerrados". EFE/Archivo/Alberto Martín

Alicia G.Arribas

Al frente del Instituto se posiciona una mujer con una destacada carrera técnica, Lorena González Olivares.
Aunque Susana de la Sierra ha eludido dar explicaciones del porqué de su dimisión, en su entorno no ha extrañado la decisión tomada, ya que llevan meses viendo cómo sus intentos por reavivar la industria se estrellaban una y otra vez contra los muros del Ministerio de Hacienda.
Según confirmó a Efe el presidente de la Academia Española de Cine, Enrique González Macho, De la Sierra habría presentado su dimisión al ministro José Ignacio Wert tras comprobar que “no avanzaba” en la resolución de los problemas del sector.
“Lo lamento profundamente”, ha señalado González Macho, “a título personal”, tras opinar que “no ha sido culpa de ella” que las cosas no fueran mejor.
Aún así, De la Sierra ha decidido abandonar y, con toda probabilidad, volver a la universidad como docente de Derecho Administrativo, en la especialidad de cine y cultura.
Según diversas fuentes consultadas por Efe, el anuncio de Cristóbal Montoro, hace apenas unas semanas, de que las exenciones fiscales para la producción de cine no recibirían el tratamiento fiscal esperado por la industria y se quedaban en un escaso 20 por ciento (para el primer millón de euros invertidos) y de un 18 para el resto fue definitivo, aunque no el único motivo.
El sector proponía unas exenciones fiscales más próximas a las cifras europeas, en torno al 30 por ciento, y durante algún tiempo los rumores parecían confirmar que Hacienda iría acercándose a ese camino.
Por ello, la decisión de Hacienda fue especialmente dolorosa para De la Sierra, que no escondió su disgusto, porque ese empuje era muy importante para el nuevo modelo de negocio que preparaba la Comisión del Cine, un organismo que buscaba una solución con las opiniones de todos los sectores y representantes de los ministerios implicados.
Además, estaban los recortes presupuestarios, cada vez mayores para su departamento; el rechazado 21 por ciento de IVA cultural, que el ministro se ha negado reiteradamente a reconsiderar; o la falta de pago de las amortizaciones que se deben a los productores desde 2012 y que ahogan nuevos proyectos, entre otros.
Todo ello unido al hecho de que en los años que De la Sierra estuvo en la dirección del ICAA el fondo del cine fue bajando desde 49 millones de 2012 a 39 de 2013 y a 33,7 millones este año, parece justificar su decisión.
De la Sierra sustituyó en el cargo a Carlos Cuadros, quien, a su vez, llegó tras el cese fulminante de Ignasi Guardans, en 2010, por parte de la entonces ministra Ángeles González-Sinde, que dijo haber perdido la confianza en él. Ninguno de los tres llegó a culminar su mandato.
De la Sierra Morón (Santander, 1975), especialista en Derecho de la cultura, en particular del cine y su fiscalidad, ha tenido que abordar en estos años asuntos como la oposición del mundo de la cultura al aumento del IVA en el sector o la del cine ante el anuncio de las nuevas desgravaciones fiscales.
El 18 de julio de 2014, el Consejo de Ministros nombró como nueva directora del Instituto de Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA), a Lorena González Olivares.
La nueva ejecutiva, llega al ICAA seleccionada por su antecesora, precisamente por su alto perfil técnico, será la encargada de sacar adelante las negociaciones más duras y, probablemente, más complicadas del sector en años, con la reforma del modelo de financiación y la futura Ley del Cine como caballos de batalla. EFE

Etiquetado con: ,
Publicado en: Análisis