TARIFA ELÉCTRICA

El ministro anuncia que la luz no subirá un 11%

El ministro Soria asegura que la luz no subirá un 11% en enero y se modificarán aspectos de la subasta eléctrica que fija las tarifas, tras la anulación de la puja de ayer por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), dado el "contexto de precios elevados en el mercado".
EFE/Archivo/Javier Cebollada
EFE/Archivo/Javier Cebollada

   El anuncio de José Manuel Soria viene después de que el Ministerio de Industria y Energía pidiera formalmente a la citada Comisión analizar la subasta eléctrica de ayer.

   La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) acabó invalidando la subasta ante “la concurrencia de circunstancias atípicas y en un contexto de precios elevados en el mercado diario durante las semanas previas”. 

   El coste de la energía eléctrica para el suministro a tarifa del primer trimestre de 2014 ha subido un 25,6%, lo que supondría un aumento del recibo de la luz a partir de enero de alrededor del 11%. A esta subida se sumaría otra de hasta el 2% que el Gobierno había avanzado para los peajes.

   La tarifa eléctrica de último recurso o TUR, que a partir de enero se llamará “precio voluntario al pequeño consumidor”, tiene dos elementos: peajes (fijados por el Gobierno) y coste de la energía (por subastas trimestrales Cesur), que suponen la mitad del recibo cada uno y a los que se suman los impuestos.

   La tarifa eléctrica ya subió un 3,1% en la revisión de octubre de 2013, y un 1,2% de forma extraordinaria en agosto en el marco de la reforma eléctrica. Anteriormente, se había encarecido en un 3% en enero, bajado en un 6,6% en abril y vuelto a repuntar en un 1,2% en julio.

 EVOLUCIÓN DE LAS TARIFAS ELÉCTRICAS EN ESPAÑA 

    En 2002 el Ministerio de Economía aprobó un nuevo sistema para fijar las tarifas eléctricas con el objetivo de crear un marco estable y determinó que los precios subirían por debajo del 2 por ciento anual hasta 2010.

     Sin embargo, en junio de 2006 el Gobierno eliminó este límite para lograr que las revisiones de las tarifas cubrieran los costes del sistema eléctrico y evitar incurrir en los denominados déficit de tarifas.

   Desde que en 2002 se aprobó el nuevo sistema para establecer las tarifas eléctricas, su evolución ha sido la siguiente.

 En 2003, la subida fue del 1,69 por ciento de media, con un aumento del 1,5 para los consumidores domésticos y un 2 por ciento para los industriales.   Al año siguiente el incremento medio fue del 1,66 por ciento, un 1,6% para los consumidores domésticos y un 1,7 para los industriales.

 En 2005 la subida media fue del 1,71 por ciento y en 2006 para los consumidores domésticos, del 4,48 por ciento en enero y un 0,8 por ciento en julio. La media de la subida para  los consumidores fue en enero del 4,68 por ciento y en julio, del 1,38 por ciento.

  En 2007 la tarifa eléctrica se incrementó un 2,8 por ciento para los consumidores domésticos y la media de las distintas tarifas eléctricas creció un 4,3 por ciento. En julio de ese año se aprobó la revisión trimestral de los precios, pero durante el resto del año permanecieron congelados.

  Durante 2008 la subida fue superior al 9 por ciento. En enero se produjo un primer incremento para todos los  consumidores con una media de un 3,3 por ciento; y en julio la tarifa media creció un 5,6 por ciento.

    Junto a la subida de julio, el Gobierno estableció la nueva tarifa social, que afectaba a unos 4,5 millones de consumidores que podrían ver rebajada su tarifa un 16 por ciento. Para ello, deberían tener una potencia contratada inferior a 3 KW en la vivienda considerada primera residencia.

 En 2009 la tarifa eléctrica subió un 3,4 por ciento en enero y un 3 por ciento en julio. En julio de 2009 entró en vigor la normativa que liberaliza las tarifas eléctricas y que establece que el suministro pase a ser ejercido en su totalidad por las compañías comercializadoras en libre competencia.

   Desde entonces, el Gobierno sólo fija la Tarifa de Ultimo Recurso (TUR), a la que únicamente pueden acogerse clientes con potencias instaladas iguales o inferiores a los 10 kilovatios.

    Según el Ministerio de Industria hay 27 millones de hogares y pymes con derecho a acogerse a la TUR, de los que cinco millones pueden optar por la tarifa social.

    En 2010 el precio de la electricidad aumentó en enero un 2,6 por ciento y en octubre, un 4,8 por ciento. Tres meses después, en enero de 2011, el Gobierno aprobó una subida del 9,8 por ciento de media, y en junio, la tarifa eléctrica subió un 1,5 por ciento.

    Los precios se mantuvieron congelados hasta marzo de 2012, cuando fue aprobada una subida del 7 por ciento. En julio, subió el 3,95 por ciento, y  en la revisión de octubre,  la TUR se abarató un 2,29 %, la primera ocasión desde su entrada en vigor, aunque fue inapreciable para los consumidores al coincidir con la subida del IVA. EFE/DOC

Etiquetado con: ,
Publicado en: Documentos