La Cumbre de los Pueblos esta presente en el final de la COP20

En la recta final de la COP20 en Lima, los Pueblos piden que se respeten los territorios indígenas y nativos.
Indígenas de distintos países recibe la bendición del sol, durante una ceremonia, en la clausura de la II Cumbre Continental de los Pueblos y NacioIndígenas de distintos países recibe la bendición del sol, durante una ceremonia, en la clausura de la II Cumbre Continental de los Pueblos y Nacionalidades Indígenas en Quito, Ecuador. EFE/Archivo/Guillermo Legaria

La Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) se adoptó en 1992. Es una declaración de principios que reconoce el problema derivado del cambio climático, en vigor desde 1994.
Un años después se celebró la I Conferencia COP1, en Berlín, Alemania, que finalizó con la firma del “Mandato de Berlín”, en el que establece la voluntad de reducir los gases causantes del efecto invernadero, pero sin compromisos sobre cifras y plazos.
Ahora, cuando está a punto de finalizar la número veinte, la Cumbre de los Pueblos aporta también su particular declaración en Lima.
El presidente de la Confederación Nacional Agraria (CNA) de Perú, Antolín Huáscar, se reunió con Pulgar-Vidal, y entre otras cuestiones trataron sobre las conclusiones de los debates de la Cumbre de los Pueblos, la reunión de agentes sociales que se realizó en Lima de manera paralela a la COP20 entre el 8 y 11 de diciembre.
El texto de la declaración de la cumbre popular exhorta “a los gobiernos del mundo” a que respeten los territorios” indígenas y nativos, así como a preservar sus “derechos, culturas, costumbres y cosmovisiones sobre la vida y el mundo”.
El documento también solicita a los Estados a “abrir un debate con la sociedad civil” que permita acordar el próximo año un mecanismo de compensación económica hacia los países no industrializados para evitar la explotación de sus recursos fósiles y garantizar una “transformación de sus matrices energéticas” hacia fuentes renovables.
En ese sentido, los participantes de la Cumbre de los Pueblos pidieron un “impuesto global a las transacciones financieras internacionales, que brinde fondos suficientes para garantizar la transición justa hacia un modelo inclusivo de justicia social”.
La población indígena en América Latina se sitúa en torno a los 40 millones de personas, el 7 por ciento de la población total, alrededor de 580 millones de habitantes, según el recuento de resultante del informe “El Mundo Indígena 2014” del Grupo Internacional de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (IWGIA).
Según se desprende de un informe de la Cepal y Unicef de 2012, el 88 % de los indígenas menores de 18 años de América Latina sufre algún tipo de privación, frente al 63 % de la población general del mismo grupo etario.
En todo el continente americano se calcula que existe algo más de 400 etnias aborígenes, de las que más de un centenar viven entre Centroamérica y Sudamérica. Por su parte, un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas (CEPAL) de finales de 2006 cifra en 671 los pueblos indígenas reconocidos por los Estados latinoamericanos.
México concentra el mayor número de indios del centro y norte del continente, con 15,7 millones de indígenas, según la mexicana Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), en 2012, seguido de Guatemala, con 7,5 millones de indígenas mayas (alrededor del 50 por ciento de la población), en un país con 23 pueblos indígenas. EFE

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Documentos