La coreógrafa Cunningham explora los límites de su discapacidad

La coreógrafa y bailarina escocesa Claire Cunningham explora los límites de su discapacidad motriz en el espectáculo "Give me a reason to Live", en Barcelona.
  • La coreógrafa y bailarina escocesa Claire Cunningham, durante una rueda de prensa para presentar su actuación en el  Teatre Lliure de Barcelona. EFELa coreógrafa y bailarina escocesa Claire Cunningham, durante una rueda de prensa para presentar su actuación en el Teatre Lliure de Barcelona. EFE/Andreu Dalmau
  • Imagen de Claire Cunningham, de la portada de su página web. http://www.clairecunningham.co.uk/Imagen de Claire Cunningham, de la portada de su página web. http://www.clairecunningham.co.uk/
  • La coreógrafa y bailarina escocesa Claire Cunningham, durante una rueda de prensa para presentar su actuación en el  Teatre Lliure de Barcelona. EFE
  • Imagen de Claire Cunningham, de la portada de su página web. http://www.clairecunningham.co.uk/

Claire Cunningham, coreógrafa y bailarina, nació con una enfermedad progresiva de huesos que le ha obligado a llevar muletas.

Nació en 1977, en Escocia (Reino Unido) y reside en Ayrshire. Como bailarina, forma parte del Teatro Nacional de Escocia. Entró en el mundo de la danza a raíz de un casting en el que buscaban a una bailarina discapacitada para un dueto.

Reconocida internacionalmente, participó en la III edición del Festival de Teatro de Nápoles, en 2010. Claire Cunningham fue una de las participantes con un sorprendente ballet con muletas, y en el que Rodrigo Pardo, representaba un sensual tango bailado en un cuarto de baño instalado en el escaparate de una calle.

Cunningham en sus actuaciones exhibe todo su logro e incluso hasta dónde no llega: “Antes mostraba hasta dónde era capaz de saltar, por ejemplo, pero ahora muestro hasta lo que no puedo hacer“. Multidisciplinar destaca su trabajo en Glasgow (Escocia). Es una de las artistas discapacitadas más aclamada en el Reino Unido y fuera de su país. En sus actuaciones y coreografías combina el uso de sus muletas y el potencial de su físico.

Además de la creación y dirección, Cunningham interpreta durante cuarenta minutos, una pieza en la que también se cuenta la historia de las víctimas discapacitadas del programa de eutanasia nazi Aktion T4.

Ha actuado en varios países, participó en el Festival de Mujeres del Mundo, en Lóndres. En febrero de 2017, la coreógrafa y bailarina escocesa explora los límites de su discapacidad motriz en el espectáculo “Give me a reason to Live” (2014), inspirado en la obra del pintor flamenco El Bosco y que representará en el Teatre Lliure de Barcelona y en el Festival de Otoño a Primavera de Madrid.

Para ella, “Give me a reason to live”, invita a considerar nuestra propia empatía, simpatía o indiferencia, en una obra de una generosidad e inmediatez brutal. Tras pasar por Barcelona, del 16 al 18 actuará en Madrid. EFE-doc

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Protagonistas