Violencia machista: la cifra de mujeres muertas se dejará de contar por años

Las víctimas mortales por violencia machista se dejarán de contar por años y comenzarán a sumarse en un cómputo general, que comienza desde que existen estadísticas en ese sentido y que eleva hasta el momento a 945 las fallecidas por maltrato, según ha anunciado la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo.
Un momento de una manifestación en Madrid con motivo del Día Internacional por la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres. EFE/Archivo/JavierUn momento de una manifestación en Madrid con motivo del Día Internacional por la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres. EFE/Archivo/Javier Lopez

Calvo, que compareció en la comisión correspondiente del Congreso para explicar las líneas generales de su departamento, subrayó que en lo que va de año han sido asesinadas 21 mujeres por la violencia machista.

“El computo es enorme. A partir de ahora tendremos que entender que el cómputo es global”, señaló Calvo, quien ha incidido en la importancia de prevenir la violencia y educar en las aulas para acabar con ese “clima ambiente” que hace que éste sea uno de los principales problemas de seguridad que se afrontan.

Desde que en 2003 comenzaron a computarse las muertes de mujeres por sus parejas o exparejas, el número de asesinadas por la violencia machista se acerca al millar, 76 de ellas en 2008, el año en el que mayor número de víctimas se contabilizaron. Siguen 2010 (73), 2004 (72), 2003 y y 2007, ambos con 71.

El pasado año murieron 49 mujeres y se alcanzaron máximos históricos de denuncias por violencia machista en los juzgados, 166.620 -16,4 % más que en 2016- y de mujeres víctimas de esta lacra, 158.217 -un incremento del 17,7 % respecto al año anterior-, según los datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

El máximo órgano de los jueces destacó también el aumento del número de menores enjuiciados por violencia de género (que pasó de los 179 en 2016 a los 266, casi un 50 % más).

En su comparecencia en el Congreso, la vicepresidenta ha anunciado otras medidas para combatir la violencia machista y la desigualdad de las mujeres, como dotar de mayor financiación a los Ayuntamientos en la lucha contra la violencia machista y reformar el Código Penal y la Ley de Enjuiciamiento Criminal para garantizar que los tipos penales no sean interpretables con la máxima: “si una mujer no dice sí expresamente, todo lo demás es no”.

Además, Calvo ha encargado a la Real Academia Española (RAE) un estudio para adecuar la Constitución a un lenguaje que incluya a las mujeres, porque tenemos una Constitución “en masculino”, de “ministros y diputados, que se corresponde a hace 40 años”.

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Sin categoría