La Campaña Internacional para Abolición Armas Nucleares, Nobel de la Paz 2017

La Campaña Internacional para la Abolición de las Armas Nucleares (ICAN) ha sido hoy galardonada con el premio Nobel de la Paz, por alertar de "las catastróficas consecuencias humanitarias" de esos arsenales y por sus esfuerzos para lograr un tratado que los prohíba, según el Comité.
Fotografía de archivo tomada en mayo de 2016, que muestra a la directora ejecutiva de Campaña Internacional para la Abolición de las Armas NucleareFotografía de archivo tomada en mayo de 2016, que muestra a la directora ejecutiva de Campaña Internacional para la Abolición de las Armas Nucleares (ICAN), Beatrice Finn (i), junto al actor estadounidense y Mensajero de la Paz de las Naciones Unidas, Michael Douglas (d), en Ginebra (Suiza). EFE/Archivo/Martial Trezzini

 

Esta coalición de asociaciones que se extiende por unos cien países ha sido una “fuerza motriz” y un “actor líder de la sociedad civil” del movimiento contra las armas nucleares y ha galvanizado esfuerzos para “estigmatizar, prohibir y eliminar” este tipo de armamento, apunta la argumentación del premio.

El Comité subrayó, como “importante argumento” para la prohibición de las armas, el “inaceptable sufrimiento humano” que provocan y destacó que otros tipos de armamento menos destructivo como las minas antipersonas, bombas de racimo y las armas químicas y biológicas ya han sido prohibidas por distintos tratados.

Además, el Nobel destacó que el 7 de julio de 2017, 122 países firmaron un tratado internacional contra la proliferación nuclear, pero lamentó que ni “los países que tienen armas nucleares ni sus aliados” lo han ratificado, aunque EEUU, Rusia, Reino Unido, Francia y China han dado un primer paso en este sentido.

Y agregó que el fallo es “un llamamiento” a estos países para que inicien “negociaciones serias” para la eliminación de las “15.000 armas nucleares que hay en todo el mundo”.

La Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN), se autodefine como una coalición global que trabaja para movilizar a las personas de todos los países para inspirar, persuadir y presionar a sus gobiernos y que estos inicien y apoyen las negociaciones y así conseguir la firma de un tratado que prohíba las armas nucleares.

Instan a los estados, las organizaciones internacionales, las organizaciones de la sociedad civil y a los demás actores a que se comprometan y reafirmen que:

– Cualquier uso de armas nucleares causaría un daño humanitario y ambiental catastrófico.
– Existe un imperativo humanitario universal de prohibir las armas nucleares; incluso, para los estados que no las posean.
– Los estados que tienen armas nucleares tienen la obligación de eliminarlas por completo.
– Deben actuar inmediatamente para impulsar y apoyar un proceso multilateral de negociaciones para conseguir la firma de un tratado que prohíba las armas nucleares.

La ICAN la integran organizaciones humanitarias, medioambientales, de derechos humanos, de desarrollo y a favor de la paz, ubicadas en más de 70 países, con el fin de aprovechar la oportunidad histórica que existe para declarar ilegal y eliminar las armas nucleares. Entre una larga lista de destacadas personalidades figuran: el líder antirracista Desmond Tutu, el Dali Lama, Yoko Ono y Martin Sheen, que han brindado su apoyo a la campaña. EFE

Etiquetado con: ,
Publicado en: Documentos