La batalla castellanoleonesa centra la preocupación del PP ante sus congresos

La batalla por el liderazgo del PP en Castilla y León centra la preocupación de este partido, que vivirá en los tres próximos fines de semana la renovación de sus direcciones regionales con los congresos.
El presidente del PP y del Gobierno, Mariano Rajoy (2i), conversa con el presidente del PP de Castilla y León, Juan Vicente Herrera (2d), en el pasadEl presidente del PP y del Gobierno, Mariano Rajoy (2i), conversa con el presidente del PP de Castilla y León, Juan Vicente Herrera (2d), en el pasado congreso nacional del PP. EFE/Archivo/Javier Lizón

 

Patricia de Arce

 

El partido de Mariano Rajoy está acostumbrado a vivir sucesiones o renovaciones tranquilas sin fuertes pugnas internas, y en este proceso que culminará el 2 de abril la mayoría de las organizaciones territoriales tienen los liderazgos ya resueltos.

Precisamente, Rajoy acude este fin de semana a tres Congresos con las Presidencias ya decididas: Madrid para arropar a Cristina Cifuentes; el sábado Vitoria, para estar junto al líder del PP vasco, Alfonso Alonso, y Málaga el domingo, para acompañar a Juanma Moreno.

Pero hay cuatro comunidades en las que los ‘populares’ ya no pueden evitar el ruido, con batallas intensas e igualadas entre dos candidatos, y la más dura de todas se está librando en la región más grande, Castilla y León, para relevar a Juan Vicente Herrera.

Los militantes castellanoleoneses votarán en primera vuelta entre Antonio Silván, alcalde de León, y Alfonso Rodríguez Mañueco, regidor de Salamanca, y a pocas horas de esta cita hay una dura polémica interna en la región por culpa del censo y en torno a quién puede y quién no puede votar.

Y el ‘lío’ se produce, sobre todo, en León. La gerente del PP en esa provincia, acompañada de dos técnicos de Génova, está revisando una por una las solicitudes de participación de militantes -más de 1.500- porque según fuentes ‘populares’ ha habido una inscripción “masiva” de unos 800 que solo han pagado una cuota de 10 euros, cuando el militante tiene que estar al corriente del pago de los últimos cinco años -36 euros por ejercicio- para poder participar.

La dirección del PP leonés, por contra, protesta por este filtro que consideran no va a permitir votar a muchos e insisten en la necesidad de permitir participar al mayor número posible de militantes. “Ni uno más ni uno menos”, como ha dicho el presidente del partido en esa provincia, Eduardo Fernández, afín a Antonio Silván.

El caso de León abre otro debate que el partido ha admitido tendrá que abordar en los próximos tiempos, y es el de las cuotas de los afiliados, que el PP tiene que unificar porque se pagan distintas cifras según el territorio.

Y tras este debate llegará otro, el del censo en sí, porque el PP siempre ha presumido de contar con 800.000 militantes en toda España pero admite que buena parte de ellos no son activos ni pagan su cuota.

Los dirigentes del partido aguardan en cualquier caso el resultado de la jornada de mañana, en la que nadie se atreve a predecir quién ganará en la primera vuelta, si Silván o Mañueco, y si alguno logra cumplir todos los requisitos para convertirse en candidato único.

Y es que para quedar como único candidato y, a la postre vencedor, uno de los dos tendría que ganar por más de la mitad de votos con quince puntos de diferencia, y vencer además en cinco de las nueve provincias.

Todo en una batalla en la que el presidente autonómico y actual líder regional del PP, Juan Vicente Herrera, asegura ser neutral, aunque según todos los ‘populares’ consultados su apuesta es Silván, mientras que Mañueco resulta ser, según las mismas fuentes, el preferido de la cúpula nacional.

Además de la cita con las urnas en Castilla y León, se celebran tres congresos del partido.
En Madrid estará Mariano Rajoy para acompañar a Cristina Cifuentes, mientras en Málaga se inicia el congreso andaluz que confirmará a Juanma Moreno y que el domingo clausurará el presidente el Gobierno.

El viernes también se inició en Las Palmas el congreso de los ‘populares’ canarios, que elegirá a Asier Antona como su presidente.

Este sábado, Rajoy viaja a Vitoria para arropar a Alfonso Alonso, pero los ojos estarán puestos en Murcia, donde el presidente autonómico,

Pedro Antonio Sánchez, va a ser elegido nuevo líder del partido como relevo de Ramón Luis Valcárcel.
Sánchez, investigado por un juez por el caso Auditorio, recibirá así el apoyo del partido, que ha seguido respaldándole a pesar de que toda la oposición sigue pidiendo su dimisión. En nombre de Génova estará en este congreso el coordinador general, Fernando Martínez-Maíllo.

Cuenca, con la reelección de María Dolores de Cospedal como presidenta del PP castellanomanchego, y Oviedo, con la de la asturiana Mercedes Fernández, serán los otros cónclaves que celebra el PP este fin de semana. EFE

 

 

Etiquetado con: ,
Publicado en: Análisis