La alianza Podemos-IU polariza la lucha electoral

El acuerdo entre Podemos e Izquierda Unida, la principal novedad en la repetición electoral, polariza la campaña electoral, genera incertidumbre sobre si la coalición suma, resta o multiplica y escenifica la lucha por la hegemonía en la izquierda española.
Los líderes de Podemos, Pablo Iglesias (d), y de Izquierda Unida, Alberto Garzón (i), salen de la sala Mirador, donde celebran un encuentro ciudadanLos líderes de Podemos, Pablo Iglesias (d), y de Izquierda Unida, Alberto Garzón (i), salen de la sala Mirador, donde celebran un encuentro ciudadano, para atender a los medios tras el preacuerdo electoral alcanzado por ambas formaciones para presentarse a los comicios del 26 de junio. EFE

María López

Pablo Iglesias (Podemos) y Alberto Garzón (IU) sellaron con un abrazo una alianza compleja -por los retos organizativos y tácticos- con la que pretenden adelantar al PSOE de Pedro Sánchez y establecer un Gobierno de izquierda en La Moncloa.

Ambos obtienen beneficios: Podemos frenaría la sangría de votos que anticipaban las encuestas mientras que IU sortea la ley electoral, que dejaba su millón de votos con una representación de sólo dos diputados.

Su objetivo es polarizar la campaña, de forma que sólo existan dos resultados posibles: gobierno del PP o gobierno progresista. Para ello, su estrategia es presentar al PSOE como un aliado, tal y como sostuvo Pablo Iglesias. Pese a estos mensajes, en esta cita electoral se libra también una lucha por la hegemonía de la izquierda y por adelantar al PSOE, el llamado “sorpasso” que teorizó Julio Anguita (IU) en los 90.

Este contenido pertenece al servicio de EFE Análisis y puede adquirirlo en http://bit.ly/27fPyqA