Juan Antonio Roca, condenado a 11 años de prisión, por el caso “Malaya”

El exasesor de Urbanismo del Ayuntamiento de Marbella y presunto "cerebro" de la trama de corrupción descubierta en el caso "Malaya", Juan Antonio Roca, fue condenado el 4 de octubre de 2013, a 11 años de prisión y una multa de 240 millones de euros, por este caso.
EFE/Archivo/Daniel Pérez

EFE/Archivo/Daniel Pérez

    El empresario Juan Antonio Roca Nicolás, y  exalcalde “de hecho” de la ciudad de Marbella, está imputado  en cerca de ochenta procedimientos civiles y penales, algunos ya  concluidos, como el “caso Saqueo” o el “caso Minutas”, por los que ha sido condenado a seis años y diez meses de prisión y cuatro años, respectivamente.

 A falta de sentencia, tiene otras causas importantes como el caso “Saqueo II” o el caso “Goldfinger”.

   Nacido en Cartagena (Murcia) en 1953, llegó a  Marbella  e finales de los ochenta, donde se unió al proyecto político de Jesús Gil, el Grupo Independiente Liberal (GIL), convirtiéndose en uno de sus hombres de confianza.

   La elección de Gil al frente de la alcaldía marbellí, en 1991, le valió su nombramiento como gerente de la sociedad municipal de gestión del suelo Planeamientos 2000, desde donde llegó a negociar más de 600 convenios urbanísticos.

   Su vinculación a Gil le costó, sin embargo, en abril de 2002, el ingreso en prisión por su presunta implicación en el “caso Saqueo”, dentro del cual se investigaba el presunto desvío de más de 36 millones de euros desde el ayuntamiento marbellí a empresas privadas entre 1991 y 1995, y por el que después fue condenado.

     En la cárcel permaneció una semana y salió tras satisfacer 450.000 euros en concepto de fianza.

   Pero cuando Julián Muñoz llegó a la alcaldía de Marbella, le cesó. Muchos pensaron que fue Roca quien orquestó la moción de censura que, en agosto de 2003, desbancó a Muñoz del poder municipal y dio la alcaldía a Marisol Yagüe, quien a su vez restituyó a Roca, como asesor de urbanismo.

  El 29 de marzo de 2006, su destino cambió tras su detención en la primera fase de la “operación Malaya”, y su posterior ingreso en prisión.

     En julio de 2007, el juez Miguel Angel Torres, dictó auto de procesamiento contra él, al entender que durante años mediatizó la voluntad de concejales y cobró a promotores elevadas sumas de dinero a cambio de licencias y permisos ventajosos.

   El 14 de abril de 2008, Roca abandonó la cárcel tras satisfacer una fianza de un millón de euros.

     Nueve días después, regresó a prisión, por el “caso Saqueo”, dentro del cual fue condenado en enero de 2009, a seis años y diez meses de prisión por delitos continuados de malversación de fondos públicos y falsedad en documento mercantil.

   En febrero de 2010, el Tribunal Supremo confirmó la condena y en octubre de 2011, Roca abonó 600.000 euros al Ayuntamiento de Marbella, como parte de lo que fue condenado a pagarle por este mismo caso.

  Dos meses después, el exasesor de Urbanismo fue condenadoa cuatro años de prisión por fraude y malversación de fondos públicos, dentro del “caso Minutas”, en el que se investigaron irregularidades cometidas en los trabajos efectuados por el letrado José María del Nido al Consistorio marbellí.

   En julio de 2012, concluyó el juicio del “caso Malaya”, durante el cual admitió que pudo cometer algunos cohechos, pero siempre intentó destacar su capacidad con los negocios.

   En julio de 2008, Roca aceptó una pena de nueve meses de prisión y cinco de inhabilitación, al admitir el delito de tráfico de influencias dentro del “caso Belmonsa”.

    El 7 de agosto de 2008, Roca fue condenado a un año de cárcel, por una causa desglosada del “caso Malaya”, dentro de la cual el juez Francisco Javier Urquía fue condenado a dos años de prisión por aceptar para la compra de su vivienda 73.800 euros de Roca, a cambio de favorecerlo judicialmente. En 2009, el TS rebajó ambas penas a sendas económicas.

   Roca está imputado por el “caso Ninette”, en el que se investiga una trama de corrupción urbanística en Los Alcázares (Murcia), y en el caso “Goldfinger”, por la supuesta recalificación de una parcela del actor Sean Connery, en Marbella.

    Frío, distante, celoso de su vida privada y amante del lujo,  con un patrimonio de 210 millones de euros, cumplió el pasado 31 de marzo siete años en prisión.

  En junio de 2013 cumplió las tres cuartas partes de la condena por el “caso Saqueo”.
EFE/DOC

 

 

 

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Protagonistas