John Kelly, jefe de gabinete de la Casa Blanca

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha nombrado al general secretario de Seguridad Nacional John Kell como nuevo jefe de gabinete de la Casa Blanca.
En la imagen, el nuevo jefe de gabinete de EEUU, el general John Kelly. EFE/ArchivoEn la imagen, el nuevo jefe de gabinete de EEUU, el general John Kelly. EFE/Archivo

John Kelly, sustituyó a Reince Priebus, quien había sido objeto de duras críticas por parte del director de comunicaciones de la Casa Blanca, Anthony Scaramucci.

Trump le calificó como “un gran líder y un gran estadounidense” y “una verdadera estrella de mi Gobierno”, al tiempo que destacó su “trabajo espectacular” al frente del Departamento de Seguridad Nacional.

La salida de Priebus se produce una semana después de la renuncia de Sean Spicer como portavoz presidencial y la designación de Scaramucci, con lo que se cierra una renovación importante en el seno de la Casa Blanca tras los primeros seis meses de Trump como presidente.

Tanto Priebus como Spicer forman parte del aparato del Partido Republicano, mientras que el nuevo director de comunicaciones no cuenta con experiencia en el ámbito político, algo que es considerado una ventaja por el mandatario estadounidense.

Este es el perfil del nuevo jefe de gabinete de la Casa Blanca:

John kelly es un infante de marina de 67 años que alcanzó la cúspide de su carrera militar durante el mandato del presidente Barack Obama.

En su etapa como jefe del Comando Sur (2012-2016), Kelly fue responsable de supervisar un rápido aumento de fuerzas especiales en Latinoamérica, de mantener la cooperación militar con socios clave como Colombia y de manejar la ingente inteligencia generada en la lucha contra el narcotráfico y la inmigración ilegal en Centroamérica.

Su perfil de “halcón” se complementa con otro más moderado, que le permitió trabajar con el Gobierno de Obama y forjar alianzas con socios en Colombia, Chile u Honduras, a través de maniobras o programas de entrenamiento y formación.

Pero antes que nada, Kelly es un “perro de la guerra”, con casi medio siglo de experiencia en los aguerridos marines y el primer coronel de la Infantería de Marina que era ascendido a general de brigada en guerra desde 1951.

En 2003 y durante los cinco años siguientes, Kelly hizo de Irak su segunda casa durante tres despliegues, en el último de los cuales, en 2008, se puso al mando de las tropas internacionales en la inestable provincia suní de Al Anbar.

Kelly se convirtió en 2010 en el militar de más alto rango en perder a un vástago en el terreno de batalla, cuando su hijo Robert Michael Kelly falleció tras pisar una mina en Afganistán.

En el Departamento de Seguridad Nacional, creado tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington, ha tenido que lidiar con una agencia fuertemente burocratizada, una infinidad de departamentos y una plantilla de 250.000 empleados mucho menos motivados que los del Pentágono.

Además, ha estado en el centro de la ejecución de la política antiterrorista y migratoria de Trump, un proyecto faraónico de deportaciones masivas, un muro fronterizo con México y un rígido control de personas procedentes de países con historial terrorista. EFE/doc

Etiquetado con: ,
Publicado en: Protagonistas