Los jesuitas eligen al nuevo “papa negro”

Roma acoge la 36 Congregación General de la Compañía de Jesús para elegir al nuevo superior general o "papa negro" que sustituya al español Adolfo Nicolás y para debatir cuestiones relacionadas con la misión y los desafíos de la compañía.
El papa Franciso (dcha) y el prepósito de la Compañía de Jesús, el español Adolfo Nicolás, (izda), en Roma. Efe-Archivo/Angelo CarconiEl papa Franciso (dcha) y el prepósito de la Compañía de Jesús, el español Adolfo Nicolás, (izda), en Roma. Efe-Archivo/Angelo Carconi

En esta ocasión, los jesuitas se reúnen coincidiendo con que el gobierno de la Iglesia Católica lo dirige, por primera vez y desde 2013, también un jesuita, el papa Francisco.
Del latín “praepositus”, puesto delante, como guía, el Prepósito General es el que tiene la autoridad de la Orden, y es popularmente conocido como “papa negro” por el color de su atuendo y el poder que se atribuye a la Compañía en la Iglesia Católica.
Su cargo es vitalicio, salvo si una causa grave le impidiera desarrollarlo, como fue el caso de Pedro Arrupe en 1983, o si en conciencia, el mismo decide renunciar, como sucedió con el holandés Peter H.Kolvenbach, a quien en 2006 le fue aceptada la renuncia, al igual que al español Adolfo Nicolás al cumplir 80 años en 2016.
Para la elección del prepósito no hay candidatos, es secreta y similar al cónclave para la elección de Papa.
Procedentes de los cinco continentes, 215 jesuitas (de los que 212 son electores) eligen al nuevo superior general en la 36 Congregación.
Tras doce días de reuniones, oración, intercambio de información y concluidas las denominadas “murmuraciones” (cuatro jornadas de reflexión), cada elector escribe en una papeleta el nombre de su elegido para el cargo.
En el momento que uno de ellos reciba la mayoría de los sufragios (107 votos) queda elegido superior general o prepósito y su nombre es comunicado al papa, al que profesan un cuarto voto, el de obediencia, y al que se unen así de una forma especial.
El Superior General o Prepósito es la máxima autoridad de la Compañía y lo elige la Congregación General ordinaria.
De los treinta prepósitos que han dirigido la orden, siete han sido españoles, entre ellos el fundador Ignacio de Loyola (1541-1556), así como Pedro Arrupe, quien durante su mandato (1965-1983) mantuvo unas difíciles y turbulentas relaciones con el Vaticano. Efe/Doc

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Documentos