Jeff Sessions, nuevo fiscal general de EEUU

El polémico senador republicano Jeff Sessions, conocido por sus posturas antiinmigrantes, consiguió la confirmación de la Cámara Alta estadounidense para convertirse en el próximo fiscal general de Estados Unidos durante el Gobierno de Donald Trump.
Jeff Sessions, nuevo fiscal general de EEUU. Efe-Archivo/Andrew GombertJeff Sessions, nuevo fiscal general de EEUU. Efe-Archivo/Andrew Gombert

Con 52 votos a favor y 47 en contra, Sessions fue confirmado por fin para estar al frente de la Justicia de EE.UU. tras un largo y duro debate en el pleno, en el que los republicanos forzaron a callarse a la senadora demócrata por Massachusetts Elizabeth Warren por sus críticas contra Sessions.
No obstante, el senador por Alabama ya había sufrido varios retrasos en su confirmación forzados por los demócratas tras la polémica levantada por el despido fulminante de la fiscal general en funciones, Sally Yates.
Nacido en Selma (Alabama) en 1946, creció en la ciudad de Hybart, una pequeña población rural donde recibió una educación tradicional fundada en valores conservadores y religiosos.
Graduado en Artes, obtuvo también el título de abogado por la Universidad de Alabama
Ejerció la abogacía en Russelville (Alabama) y después en Mobile. Fue asistente del Fiscal del distrito sur de Alabama y en 1981 nombrado por el presidente Ronald Reagan fiscal del Distrito Sur de su estado natal, un puesto que mantuvo durante doce años.
Entre 1995 y 1997 fue fiscal general de Alabama y ese año resultó elegido senador, responsabilidad para la que fue reelegido y que ejerce desde entonces.
Como miembro de la Cámara Alta del Congreso, Sessions ha centrado su labor en mantener el poder militar de su país, la limitación del intervencionismo gubernamental y la reducción de impuestos.
Para sus críticos, las casi dos décadas que Sessions ha servido en el Senado se han caracterizado por su gran hostilidad hacia las minorías; le tachan de tener un discurso contra los inmigrantes, los musulmanes y los homosexuales, un colectivo a quien niega su derecho al matrimonio.
Ya en 1986 las acusaciones de racismo formuladas contra él por dos abogados afroamericanos, le valieron ser rechazado para ocupar un puesto permanente en el Departamento de Justicia de Estados Unidos.
Sessions jurará el cargo como fiscal general de Estados Unidos en medio de la polémica sobre el veto migratorio de Trump, cuya vigencia sigue congelada por un juez federal mientras una corte de apelaciones toma una decisión sobre el caso. Efe/Doc

Etiquetado con: ,
Publicado en: Protagonistas