Jaume Matas ingresa en prisión

El expresidente del Govern balear y exministro de Medio Ambiente Jaume Matas, que ha ingresado en la prisión de Segovia para cumplir una condena de 9 meses y 1 día por tráfico de influencias, es el político del PP de mayor rango institucional que entra en la cárcel.
 El expresidente balear, Jaume Matas. EFE/Archivo/Isaac Buj El expresidente balear, Jaume Matas. EFE/Archivo/Isaac Buj

JAUME MATAS PALOU, expresidente de la Comunidad Autónoma de Baleares (1996-1999 y 2003-2007), ha sido ministro de Medio Ambiente (2000-2003) y presidente del Partido Popular de Baleares.
En marzo de 2012 fue condenado a seis años de prisión por delitos de corrupción en el primer juicio del caso Palma Arena por el que fue juzgado, y en julio de 2013, el Supremo rebajó la condena a nueve meses de prisión.
Está relacionado en 19 de las 26 piezas en las que el juez instructor del caso, José Castro, dividió la causa del Palma Arena, entre ellas en la que se investiga al Instituto Nóos, en la que está también implicado Iñaki Urdangarín.
Nació el 5 de octubre de 1956 en Palma de Mallorca, en el seno de una conocida familia de exiliados republicanos.
Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, por la Universidad de Valencia, cursó las especialidades de Economía Coyuntural y Hacienda Pública.
Funcionario de la comunidad autónoma, en 1989 fue nombrado director general de Presupuestos de la Consejería de Economía y Hacienda.
En junio de 1993 fue nombrado consejero de Economía y Hacienda del Gobierno balear, cargo que desempeñó hasta mayo de 1996, en que fue designado consejero de Agricultura, Comercio e Industria del Gabinete del entonces presidente, Cristófol Soler.
Tras la inesperada dimisión de Soler por la pérdida de confianza de su grupo parlamentario en la comunidad, Matas fue designado candidato a la presidencia.
El 14 de junio fue investido jefe del Gobierno balear y cuatro días después tomó posesión del cargo. Su gestión estuvo marca por la gestión turística y el desarrollo de infraestructuras.
Candidato a la presidencia de Baleares en unos comicios en los que el PP perdió la mayoría absoluta, abandonó la presidencia tras el “Pacto de Progreso” de los partidos de izquierda y Unió Mallorquina.
Elegido presidente del PP balear en 1999, al año siguiente fue nombrado ministro de Medio Ambiente en el gobierno de José María Aznar (PP).
Tras impulsar el Plan Hidrológico Nacional, que entró en vigor en julio de 2001, fue el candidato a la presidencia de Baleares más votado en las elecciones de 2003 y tomó posesión de nuevo como presidente, tras un pacto con Unió Mallorquina,
Durante su gestión se aprobó la reforma del Estatuto de Baleares en 2007.
Pero en 2007 el PP fue apartado del poder, tras los acuerdos entre el PSOE, Bloc y UM, y Matas abandonó la política activa y se trasladó a EEUU para trabajar en la empresa privada.
Su gestión en el ejecutivo balear se vio ensombrecida por varios casos de corrupción. Vinculado al “caso Formentera”, sobre presuntas irregularidades en el empadronamiento en las elecciones de 1999, en 2002 el Tribunal Supremo no apreció indicios de su implicación.
También se vio rodeado de polémica por el “caso Bitel” (supuesto espionaje del correo electrónico de un dirigente socialista por parte de su primer gobierno) y por el “caso Andratx” (supuesta trama de corrupción urbanística), aunque nunca llegó a estar imputado en estos casos.
Durante su última legislatura como presidente (2003-2007) tuvo lugar la construcción del velódromo Palma Arena, en cuya construcción hubo presunta malversación de caudales públicos, falsedad y cohecho, según la Fiscalía Anticorrupción.
Por su relación con este caso, eludió en 2010 la prisión provisional que con el pago de una fianza y posteriormente el 20 de marzo de 2012 fue sentenciado a 6 años de prisión por corrupción en el primer juicio del caso Palma Arena: la pieza correspondiente al pago con dinero público al periodista que le escribía los discursos, Antonio Alemany, sentenciado también a una pena de 3 años y 9 meses de cárcel. Mas tarde, el 23 de julio de 2013, el Tribunal Supremo rebajó la pena a 9 meses y un día de prisión, y una multa de 6.000 euros por tráfico de influencias.
El 23 de noviembre de 2012, un juzgado de Palma le imputó por el presunto desvío de fondos públicos desde el Instituto Balear de Turismo (Ibatur).
En 2013, el 5 de diciembre el Tribunal del Jurado le declaró culpable de un delito de cohecho, por haber pedido a un hotelero que contratara a su mujer, Maite Areal, por 42.000 euros anuales sin que ella, a cambio, desarrollara trabajo alguno. Tras esta declaración, el magistrado Juan Jiménez, deberá fijar la pena.
El 11 de julio de 2014 el Gobierno de Mariano Rajoy le negó el indulto, a partir de ese momento la Audiencia Provincial de Baleares debe dictar el mandamiento de prisión con el que el ex presidente del Govern podría ingresar en la cárcel próximamente.  EFE/DOC

 

Etiquetado con: ,
Publicado en: Protagonistas