JAPON NUCLEAR

Japón, a un paso de reactivar las nucleares

La prefectura japonesa de Kagoshima (suroeste del país) aprobó reactivar la primera central atómica en Japón tras el parón nuclear provocado por el accidente de Fukushima en 2011, pese a la oposición de la opinión pública y la población local.
Las centrales nucleares en Japón están paralizadas tras la tragedia de Fukushima. Esta una una vista de la planta de Onagawa. EFE/Kimimasa MayamaLas centrales nucleares en Japón están paralizadas tras la tragedia de Fukushima. Esta una una vista de la planta de Onagawa. EFE/Kimimasa Mayama

La Gobernación de Kagoshima dio el visto bueno en la Asamblea de la prefectura para la reactivación de los dos reactores atómicos de agua a presión de la planta de Sendai, situada en el extremo meridional de la isla de Kyushu, la segunda más poblada del país asiático.

En septiembre, Sendai se convirtió en la primera planta de Japón en cumplir la nueva normativa impuesta por la Autoridad de Regulación Nuclear (NRA) de Japón, tras el gravísimo accidente provocado en la central de Fukushima Daiichi por un terremoto de 9 grados Richter y un tsunami el 11 de marzo de 2011.

El accidente en Fukushima Daiichi fue el peor desde el de Chernóbil, ocurrido en 1986, y aún mantiene lejos de sus casas a miles de personas que residían cerca de la central, además de haber afectado gravemente a la agricultura, la pesca y la ganadería local.

Los 48 reactores de uso comercial del país están actualmente apagados debido a que la autoridad nuclear no permite que retornen a operaciones hasta cumplimentar esos nuevos estándares de seguridad, mucho más estrictos.

Junto con la aprobación emitida por la asamblea local de la ciudad de Satsumasendai, localidad que acoge la planta, el apoyo mostrado por la prefectura allana el camino para la reapertura de las instalaciones.

El Gobierno central ha prometido por su lado reducir la dependencia nuclear del país en el futuro, pero quiere retomar pronto la generación atómica para reanimar la economía.

Y es que Japón, cuya electricidad procedía antes del accidente de Fukushima en un 30 por ciento de las plantas nucleares, debe importar ahora ingentes cantidades de hidrocarburos para centrales térmicas, lo que ha contribuido a hundir su saldo comercial. EFE/Doc

Etiquetado con: ,
Publicado en: Documentos