Janet Reno, primera mujer fiscal general de Estados Unidos

Janet Reno, la primera mujer que llegó a ser fiscal general de Estados Unidos (1993-2001), falleció en Miami, la ciudad en la que nació en 1938.
 La exfiscal general de Estados Unidos Janet Reno. Efe-Archivo/Michael Reynolds La exfiscal general de Estados Unidos Janet Reno. Efe-Archivo/Michael Reynolds

Reno, que no temía tomar decisiones difíciles y según decía había puesto su vida al servicio del “lado bueno de la ley”, murió debido a complicaciones de la enfermedad de Parkison que padecía desde hace más de 20 años.
Como fiscal general durante las dos presidencias de Bill Clinton, Reno tuvo que tomar decisiones difíciles y de gran repercusión en la opinión pública, como la de devolver al niño balsero cubano Elian González a su padre en Cuba u ordenar el asalto policial al rancho en el que una secta estaba atrincherada en Waco (Texas).
A Reno le tocó también lidiar con casos importantes de terrorismo como el de “Unabomber”, como se conoce al terrorista Ted Kaczynski, y la matanza con un camión bomba en Oklahoma en 1995, por la que fueron condenados Timothy McVeigh y Terry Nichols.
También fue relevante el caso de Omar Abdel Rahman, acusado por el atentado de 1993 en el World Trade Center de Nueva York.
Hija de periodistas, su padre fue redactor del diario “The Miami Herald” y su madre redactora del desaparecido “Miami News”, pero ella prefirió no seguir la tradición familiar y se decidió por la carrera de leyes, graduándose por las universidades de Cornell y Harvard.
En 1972 comenzó a ejercer la abogacía en Florida y seis años más tarde, fue nombrada fiscal general del condado de Dade, que incluye la ciudad de Miami, y se convirtió en la primera fiscal general femenina del estado.
Estuvo en ese puesto durante los siguientes 15 años, al ser reelegida en tres ocasiones.
A lo largo de esos años dio muestras de ser una fiscal íntegra, dura y nada influenciable, defensora de los derechos civiles y la infancia, así como muy combativa con la corrupción.
El entonces presidente Bill Clinton la nombró fiscal general el 11 de febrero de 1993.
Hasta su salida del gabinete ocho años después, fue la conciencia del Gobierno.
En 1995 fue diagnosticada de Parkinson y, aunque la enfermedad progresaba, ella se negaba a tomar medicinas por miedo a que estas pudieran mermar su capacidad intelectual.
Relevada por el republicano John Ashcroft en la Fiscalía General en enero de 2001, Reno regresó a su Florida natal y en septiembre siguiente sorprendió a todos anunciando su candidatura a la Gobernación del Estado en las elecciones de noviembre de 2002.
No consiguió superar en las primarias demócratas a Bill McBride.
Encuadrada en el ala izquierda del Partido Demócrata, era opuesta a la pena de muerte y se declaraba partidaria del derecho al aborto.
Efe/Doc

Etiquetado con: ,
Publicado en: Obituarios