Isabel Pantoja ingresa en la cárcel

La cantante española Isabel Pantoja ha ingresado en la cárcel para cumplir la condena de dos años por blanqueo de capitales impuesta por la justicia.
La tonadillera Isabel Pantoja, a su llegada de la Audiencia de Málaga, en 2013. EFE/Archivo/Jorge ZapataLa tonadillera Isabel Pantoja, a su llegada de la Audiencia de Málaga, en 2013. EFE/Archivo/Jorge Zapata

La “viuda de España”, la reina de la prensa del corazón, ha entrado en la cárcel sevillana de Alcalá de Guadaira tras agotar todas las vías judiciales para eludirla.
En todos estos años, ha vivido una relación de amor-odio con su condición de folclórica mediática.
Siempre en el ojo del huracán, tanto por su éxito musical primero, como estrella de la crónica rosa después y, finalmente, como pieza de la corrupción política, la cantante ha demostrado ser una mujer de mil caras.
Nació en Sevilla el 2 de agosto de 1956. Hija de un cantaor y una bailaora, se subió a un escenario a los siete años.
Paralelo a ese éxito musical, con canciones tan reconocidas como “Se me enamora el alma”, su vida personal empezó ya en 1983 a copar las portadas de la revistas del corazón al casarse con el torero Francisco Rivera “Paquirri” en 1983, con quien tuvo a su hijo Kiko Rivera.
Un año más tarde, se convertía en la “viuda de España”, al morir el 26 de septiembre en una corrida de toros.
La inesperada muerte dio paso también a sus primeras polémicas legales; en esa ocasión por la herencia del finado a demanda de la primera mujer de Paquirri, Carmina Ordóñez. En 1992, la Justicia le obligó a entregar efectos del diestro a sus hijos.
Lejos de arredrarse, ella coronó su condición de reina de las portadas de la prensa rosa a principios de los noventa, de la que no se ha bajado desde entonces.
En 1996 adoptó a su hija peruana, pero el proceso también acabó en los tribunales por supuestas irregularidades. La polémica, con del presidente Fujimori de por medio, concluyó en 2003.
Un año después resurgió “más moderna y más joven”, según sus propias palabras, y feliz con su nueva pareja, el exalcalde de Marbella, Julián Muñoz.
Sin embargo, esa felicidad con el político municipal pronto se tornó en su peor episodio mediático y legal.
Isabel Pantoja fue detenida, acusada de blanqueo de capitales y condenada en abril de 2013 en el marco del Caso Malaya, una de las mayores tramas de corrupción en la Costa del Sol española.
La cantante, cuya vida sobrepasa cualquier imaginativo guión cinematográfico, ha dado ahora con la cárcel, en un nuevo capítulo de su devenir. EFE