El IPCC busca limitar el calentamiento global a 1,5ºC

Limitar la subida de temperaturas a 1,5 grados centígrados requeriría "cambios sin precedentes" a nivel social y global, alerta el nuevo informe presentado hoy por el Grupo Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés).
La fotografía muestra una chimena de casi 45 metros de una caldera de una central eléctrica. EFE/ArchivoLa fotografía muestra una chimena de casi 45 metros de una caldera de una central eléctrica. EFE/Archivo

 

El nuevo informe establece que limitar el “calentamiento global a 1,5 ºC”, barrera que se cree que se superará entre 2030 y 2052 a este ritmo, “requeriría cambios rápidos, de amplio alcance y sin precedentes en todos los aspectos de la sociedad”, desde consumo de energía a planificación urbana y terrestre y muchos más recortes de emisiones.

El informe, presentado en Incheon (Corea del Sur), examina vías para limitar el calentamiento hasta 1,5 en vez de 2 grados, tal y como se estableció en el Acuerdo del Clima de París, y advierte de que los efectos para ecosistemas y la vida en el planeta serán mucho menos catastróficos si se logra mantener esta barrera más ambiciosa.

El informe, dirigido a países de la Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático, será usado como base para las discusiones de la vigésimo cuarta cumbre del clima (COP24) que se celebrará en Katowice (Polonia) este próximo mes de diciembre.

Las emisiones de gases contaminantes de origen humano ya han elevado la temperatura media del planeta en torno a 1 grado con respecto a antes de la revolución industrial en el siglo XIX y transformando la vida en el planeta, según recordó el presidente del IPCC, Hoesung Lee, en la presentación del informe. “Mantener el calentamiento global en un nivel inferior a 1,5 grados en vez de 2 será muy difícil, pero no imposible”, añadió.

Acotar el calentamiento por debajo del límite de 1,5 grados evitaría una mayor extinción de especies y, por ejemplo, la destrucción total del coral, básico para el ecosistema marino, o reduciría la subida del mar en 10 centímetros para 2100, salvando zonas costeras y litorales, según el informe.

Superar el límite de 1,5 grados depararía un mayor incremento del calor extremo, las lluvias torrenciales y la probabilidad de sequías, algo que tendrá un efecto directo sobre la producción de alimentos, sobre todo en zonas sensibles como el Mediterráneo o Latinoamérica.  Además, afectará a la salud, suministros de agua y crecimiento económico, con un impacto especialmente negativo sobre las poblaciones más pobres y vulnerables del planeta.

 

El IPCC

El Grupo Intergubernamental de Expertos de la ONU sobre el Cambio Climático (IPCC) fue creado en 1988 a propuesta de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Su misión consiste en evaluar la información científica disponible sobre el cambio climático, estimar sus impactos ambientales y socioeconómicos y trazar estrategias para dar respuestas adecuadas a este fenómeno.

El IPCC está abierto a todos los países miembros del PNUMA y de la OMM y cada gobierno cuenta con grupo que coordina las actividades relacionadas con el IPCC en el país.

El propio Grupo decide su estructura, principios, procedimientos y programa de trabajo y elige a su presidente y a los componentes de su Mesa.
Para la elaboración de las publicaciones, el IPCC dispone de tres grupos de trabajo (GT I, II y III) y un Equipo Especial sobre inventarios nacionales de gases efecto invernadero.

El GTI evalúa los aspectos científicos del cambio climático, el GTII examina la vulnerabilidad de los sistemas socioeconómicos y naturales frente al cambio climático y el GTIII determina las opciones para limitar las emisiones de gases efecto invernadero.

 

El IPCC ha publicado cinco Informes de Evaluación AR, de sus siglas en inglés: 

– (AR1,1990), decisivo para la creación de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el cambio climático.
– (AR2, 1995), que proporcionó información científica clave para la adopción del Protocolo de Kioto en 1997.
– (AR3, 2001), que representó el primer consenso científico global, según el cual la acción del hombre es la responsable de la alteración del clima mundial.
– (AR4, 2007), mostró evidencias suficientes para afirmar que el calentamiento global es inequívoco y que algunos de sus efectos son ya irreversibles. Este último informe le valió al IPCC la concesión del Premio Nobel de la Paz.
– (AR5, 2014), advirtió de la necesidad inmediata de acción global y consensuada para evitar daños “severos” e “irreversibles” sobres los seres humanos y ecosistemas ante un fenómeno inequívoco.
Está previsto que el AR6 sea presentado a los países en la primera mitad de 2022. EFE-doc