La inflación española se modera al 0,6 % en enero, por la caída de precios de la luz

El índice de precios de consumo (IPC) se situó en enero en el 0,6 % interanual, cinco décimas por debajo de la subida de precios de diciembre del año pasado, que fue del 1,1 %, debido al abaratamiento de la electricidad y, en menor medida, al comportamiento bajista de algunos alimentos.
EFE/Archivo/Robin TownsendEFE/Archivo/Robin Townsend

 

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha revisado una décima al alza la inflación que adelantó el pasado 31 de enero, un dato con el que suma diecisiete meses consecutivos en positivo.

En concreto, los precios de la vivienda ha registrado un descenso interanual del 2 % (frente al alza superior al 1 % del mes pasado), debido al abaratamiento de la electricidad, que el año pasado se encareció, y pese al mayor incremento experimentado por el gas y el gasóleo para calefacción.

Año 2017

El índice de precios de consumo (IPC) cerró el 2017 en el 1,1 % interanual, tasa que se moderó en seis décimas respecto al mes de noviembre hasta marcar el mínimo del año y que ha sido consecuencia del menor encarecimiento de las gasolinas y la electricidad. Se suman así, dieciséis meses de incrementos consecutivos, un índice cercano a las previsiones que hizo el Gobierno del 1%.

Esta tasa supone una moderación de la inflación respecto a la registrada a cierre de 2016 (1,6 %), después de mantenerse estable en 2015 (0 %) y de bajar en 2014 (-1 %).

Asimismo, la tasa de inflación de diciembre se acercó a la que había previsto el Gobierno para cierre del año (1 %), en tanto que la media anual, que se ha situado en el 1,96 %, también ha cerrado el año por debajo del 2 % como estimaba el Ejecutivo.

Enero 2017

En una comparativa, hace justo en año, el dato era que el incremento de los precios en enero de 2017 del 3 % en la tasa interanual, debido al elevado encarecimiento de la electricidad y los carburantes, en niveles que no se veían desde octubre de 2012.

 

¿QUE ES EL IPC?

El Índice de Precios al Consumo (IPC) es un valor estadístico que mide la evolución del precio de bienes y servicios consumidos por las familias (las empresas están excluidas) a lo largo del tiempo, a partir de una canasta representativa de productos. El encargado de su elaboración es el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La inflación consiste en el aumento general del nivel de precios y, por tanto, pérdida de valor del dinero, y se mide mediante el IPC. La inflación es uno de los fenómenos económicos que más interés acapara debido a que repercute directamente en aspectos socioeconómicos tan importantes como la negociación de salarios y pensiones, la actualización de los alquileres de inmuebles, el impuesto sobre la renta o el precio del dinero.

El primer IPC se implanta en España en 1939 por el Instituto Geográfico y Estadístico, antecedente del actual INE, con el nombre de Índice de Coste de la Vida (ICV), con base de julio de 1936 y utilizando la fórmula de Lowe.

La siguiente base no se elaboró hasta julio de 1958. Este índice, vigente entre 1961 y 1968, recoge el mismo número de artículos de la cesta de la compra en todas las provincias, ya en el de 1936 unas provincias tenían más artículos que otras, e incorpora la fórmula de Laspeyres con base fija.

En 1968 se hace una nueva base, utilizada para el ICV de 1969 a 1976, y se incorpora la Encuesta de Presupuestos Familiares como fuente para la obtención de las ponderaciones. Hasta ese momento esta información se obtenía de diferentes encuestas de gasto.

Con la base de julio de 1976 el INE empieza a publicar datos para ocho grupos de gasto, en vez de los cinco anteriores, y cambia la denominación del índice por la actual Índice de Precios de Consumo. Además, debido a la creación de las Comunidades Autónomas, empezaron a aparecer los primeros datos de precios relativos a las nuevas entidades territoriales. Esta base fue utilizada desde enero de 1977 hasta diciembre de 1985.

Desde entonces ha habido otras tres bases: julio de 1983, julio de 1992 y enero de 2001. Con la base 1992 el INE incluyó por primera vez a toda la población, fuera cual fuera su nivel de ingresos, ya que hasta entonces sólo eran contabilizados los hogares con un nivel de ingresos comprendido dentro de una horquilla preestablecida que variaba en el tiempo.

En 2000 se introdujeron algunos cambios metodológicos que culminaron en una nueva base, enero de 2001, y un nuevo IPC que entró en vigor un año después. EFE-doc

 

 

Etiquetado con: ,
Publicado en: Documentos