FRANCIA ACOSO

Inédito debate sobre acoso y seducción en Francia tras caso Weinstein

Los límites de la seducción y el acoso sexual concitan un gran debate en Francia, como antes en EEUU, después de que un grupo de feministas haya respondido a un centenar de famosas que defienden públicamente "la libertad de los hombres a importunar" y tachan de "puritana" la campaña generada por el caso Weinstein.
Los límites de la seducción y el acoso sexual concitan un gran debate en Francia tras el caso Weinstein. La actriz francesa  Catherine Deneuve ha crLos límites de la seducción y el acoso sexual concitan un gran debate en Francia tras el caso Weinstein. La actriz francesa Catherine Deneuve ha criticado junto otras personalidades el "puritanismo" de campaña contra el acoso, declaración que ha sido respondida por feministas. EFE/Ian Langsdon

Un grupo de feministas francesas ha subrayado el derecho de las mujeres a no ser agredidas y a que se las respete, en respuesta al manifiesto en el que un centenar de famosas defendía la libertad de los hombres “a importunar”.
“Cada vez que los derechos de las mujeres avanzan, que se despiertan las conciencias, aparecen resistencias”, lamentan en un artículo publicado en “France Info” una treintena de feministas como Caroline de Haas.
En ese artículo, rebaten los argumentos de otro texto hecho público 24 horas antes en “Le Monde” por personalidades, como la actriz Catherine Deneuve, en el que criticaban el “puritanismo” de la campaña contra el acoso sexual desatada a raíz del caso del productor estadounidense Harvey Weinstein.
Acusan a esas celebridades de “mezclar deliberadamente” y “meter en el mismo saco” conceptos diferentes, como la seducción basada en el respeto o el placer, por una parte, y la violencia, por otra.
Estas feministas denuncian que las firmantes de la declaración publicada en “Le Monde” son “reincidentes” en la defensa de “pederastas” o en la “apología de la violación”, y que utilizan su visibilidad mediática para “banalizar la violencia sexual”.
Por su parte, las firmantes que critican el “puritanismo” alrededor de la campaña “#metoo” (“yo también”) aclaran que “no se sienten representadas por ese feminismo que, más allá de la denuncia de los abusos de poder, adquiere el rostro de un odio a los hombres y su sexualidad”.
También se refieren a ese movimiento como “justicia sumaria”, que juzga a hombres “cuyo único error fue haber tocado una rodilla, tratado de robar un beso” o “hablar de cosas ‘íntimas’ en una cena profesional”.
Si bien reconocen que el caso Weinstein dio lugar a una “toma de conciencia” sobre la violencia sexual contra las mujeres en el contexto profesional, lamentan que ahora se favorezca los intereses de los “enemigos de la libertad sexual” o de los “extremistas religiosos”.
En EEUU, el escándalo de abusos del productor Harvey Weinstein, destapado el pasado octubre por el periódico estadounidense “The New York Times”, desató una ola de denuncias por parte de muchas actrices que acusaron a actores como Kevin Spacey o Dustin Hoffman. EFE

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Documentos