TRANSPORTE AEREO

Iberia celebra su 70 aniversario de vuelos a Latinoamérica

Iberia celebra su 70 aniversario de vuelos a Latinoamérica con una exposición en Casa de América de Madrid, organizada por la Agencia Efe y que ya visitó anteriormente Santiago de Chile y Buenos Aires (Argentina).
Fotografía del avión conmemorativo del 70 aniversario del inicio de los vuelos de la aerolínea Iberia entre España y América Latina en su presentFotografía del avión conmemorativo del 70 aniversario del inicio de los vuelos de la aerolínea Iberia entre España y América Latina en su presentación en el aeropuerto de Ezeiza, en Buenos Aires (Argentina). EFE/Alberto Ortiz

La exposición “70 años en América Latina”, compuesta de una selección de 47 fotografías que recorren siete décadas de vuelos entre España y Latinoamérica y que se podrá visitar hasta el 18 de noviembre, es el evento que visualiza la conmemoración.

La muestra contiene instantáneas de aviones de distintas épocas -desde los DC4 a los Airbus A330, pasando por los míticos Caravelle o Jumbo-, de clientes famosos -como Evita Perón, los actores Imperio Argentina y Cantinflas o el futbolista Di Stéfano-, y de empleados de la aerolínea realizando distintos procesos -desde la elaboración del cátering, la facturación del equipaje o la limpieza de aviones- y mostrando los distintos uniformes que Iberia ha tenido a lo largo de estos 70 años.

La compañía Iberia, actualmente incorporada al consorcio Internacional Airlines Group (IAG), se constituyó el 28 de junio de 1927 e inició su actividad comercial el 14 de diciembre del mismo año, con un vuelo inaugural entre Madrid y Barcelona.

Luego, hasta 1939, los vuelos de la aerolínea se limitaron a la Península y el norte de África.

Buenos Aires fue el primer destino de Iberia en América Latina, que abrió el 22 de septiembre de 1946, convirtiéndose en la primera aerolínea que ofrecía conexiones regulares a esa región tras la II Guerra Mundial.

El vuelo duró 36 horas e hizo escalas en Villa Cisneros, Natal y Río de Janeiro. Se trataba de un DC4, con capacidad para 44 pasajeros, que aterrizó en el aeropuerto de Morón de la capital argentina.

Estos vuelos supusieron también la introducción de las primeras “azafatas” y del cátering a bordo, que incluía pollo frito, tortilla española, huevos duros y bombones.

A esos vuelos continuaron otros en los siguientes años a las capitales de América, donde Iberia continúa ofreciendo todavía un intenso servicio.EFE/Doc

Etiquetado con:
Publicado en: Documentos