Hillary Clinton, primera candidata a la Presidencia de EEUU

La ex secretaria de Estado Hillary Clinton hace historia al convertirse en la primera mujer candidata a la Presidencia de EEUU por uno de los dos grandes partidos del país, el Demócrata, que la eligió por aclamación a petición de su rival en las primarias, el senador Bernie Sanders.
La candidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, durante un acto de campaña en Virginia (Estados Unidos). EFE/MICHAEL REYLa candidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, durante un acto de campaña en Virginia (Estados Unidos). EFE/MICHAEL REYNOLDS

Los delegados demócratas de todo el país, reunidos en la Convención del partido en Filadelfia, eligieron formalmente como candidata a la ex secretaria de Estado, que superó los 2.383 votos necesarios con los aportados por Dakota del Sur.

Al final de la votación, Clinton logró el apoyo de 2.842 delegados, mientras que Sanders recibió el apoyo de 1.865 y hubo 56 abstenciones.

Clinton fue elegida por aclamación, entre aplausos y vítores de los asistentes al cónclave.

La ya candidata demócrata ha superado uno más de esos obstáculos con los que se ha encontrado en su vida, después de caer hace ocho años y volverse a levantar, al ser elegida como la primera mujer candidata a la Presidencia de Estados Unidos y reivindicarse así como un eterno Ave Fénix.

Experta en capear escándalos políticos y personales, Clinton ha sido capaz de superar cuantos obstáculos se le han presentado.

Fue una primera dama afrentada por su marido, el presidente Bill Clinton, por el escándalo Lewinsky; debió superar la derrota ante el candidato Barack Obama por la nominación demócrata y recientemente, ha conseguido sortear judicialmente el escándalo por el uso de un servidor de correo electrónico mientras era secretaria de Estado (2009-2013).

Abogada de profesión, durante muchos años trabajó al lado de su esposo para que éste alcanzase sus metas. Luego, durante su periodo en en la Casa Blanca, no se limitó a ser sólo la primera esposa presidencial, sino que siempre trabajó desde la discreción al lado de su marido; en especial, en temas de sanidad.

Tras salir de Washington, fue elegida senadora por Nueva York (2001-2008), donde logró una pequeña victoria en ese capítulo al extender el acceso a la salud a los más pequeños.

La ya candidata a la Casa Blanca ha centrado su carrera en la defensa de los derechos de los niños y las mujeres desde un punto de vista más ejecutivo, lo que le ha valido el sello de confianza en su labor por las familias del país.

Ahora, el próximo reto será ganar al republicano Donald Trump.

Etiquetado con:
Publicado en: Protagonistas