¿Hay salida a la crisis en la eurozona?

El estancamiento de la economía de la eurozona en el segundo trimestre de 2014 ha desatado el temor de que estemos ante el preludio de una nueva recesión, que sería la tercera desde que empezó la crisis en 2008, y ha abierto un nuevo debate sobre la conveniencia de mantener la política de austeridad.
Vista de la escultura del euro en los alrededores de la sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort (Alemania). EFE/Archivo/Boris RoesslerVista de la escultura del euro en los alrededores de la sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort (Alemania). EFE/Archivo/Boris Roessler

Carlos Moral

Según las últimas previsiones, el crecimiento en Europa durante los próximos años será, en el mejor de los casos, débil(0,8 % en 2014 y 1,3 % en 2015) y la principal duda es si la crisis va a eternizarse al estilo japonés (más de dos décadas de estancamiento) o el crecimiento volverá con fuerza en un plazo próximo.

Así las cosas, el debate entre los economistas se centra en si la política de austeridad, la receta dictada desde Alemania para superar la crisis y seguida religiosamente por los gobiernos europeos, con independencia de su color político, es la solución o el problema.

Siete años después del estallido de la crisis y a la vista de los datos, puede convenirse que no ha sido la solución: el crecimiento es frágil y desde luego insuficiente para luchar contra el elevado desempleo que padecen algunos países; el crédito fluye con lentitud pese a estar el precio del dinero en su mínimo histórico; y se consolida el escenario de una prolongada baja inflación, con amenaza, incluso, de deflación.

Parece claro entonces que, incluso manteniendo un estricto control del gasto y de las cuentas públicas, la salida de la crisis en la eurozona pasa por políticas distintas a las adoptadas hasta ahora, que implementen claras medidas de estímulo.

– Accede al contenido completo y obtén más información escribiéndonos a efenalisis@efe.es

—-//EFE elabora documentos de análisis bajo petición gracias a la red de profesionales de la información desplegada en más de 120 países del mundo, con el apoyo y coordinación de su área de Análisis.
EFE garantiza en todo momento la confidencialidad de los interesados así como de la información utilizada para este fin, que es custodiada por el área de Análisis del Dpto. de Documentación de EFE y está vinculada a este único objetivo, destruyéndose de forma segura una vez concluido y entregado el encargo.
Para mayor información pueden contactar en el teléfono 913 467 245/526 o mediante el correo electrónico declientes@efe.es, indicando en el asunto “Análisis”.//—-