Hallan muerto al atleta Yago Lamela

El atleta asturiano YAGO LAMELA, triple subcampeón del mundo y medalla bronce en París, es encontrado sin vida en su domicilio asturiano de Avilés.
Yago Lamela. EFE-ARCHIVO/Paco CamposYago Lamela. EFE-ARCHIVO/Paco Campos

Su salto de 8,56 en 1999 es todavía récord nacional, tanto bajo techo como al aire libre.

Nacido en Avilés (Asturias) el 24 de julio de 1977, cursó estudios de Informática en las universidades de Gijón y Oviedo.

Desde muy joven se inició en el Atlética Avilesina de la mano de José Antonio Suárez. Luego, tuvo como entrenador a Carlos Alonso, con el que fue campeón de España de triple salto juvenil de 1994.

Con 18 años fichó por el Universidad de Oviedo, bajo la dirección técnica de Juan José Azpeitia que le animó a especializarse en salto de longitud, aunque no dejó el triple.

A mediados de los noventa se trasladó a la Universidad Estatal de Iowa para cursar estudios de informática y seguir con el atletismo, pero la experiencia no fue positiva y regresó a España lesionado y desmoralizado 16 meses después.

En 1998 superó por vez primera los 8 metros, con 8,14 metros. Ese año fue campeón en los Iberoamericanos de Lisboa (8,12) y ganó su primer título nacional absoluto.

En marzo de 1999 rompió todos los pronósticos en los Mundiales de Atletismo en pista cubierta, celebrados en la ciudad japonesa de Maebashi, donde fue plata, con 8,56, a 6 centímetro de Iván Pedroso. Ese agosto también fue plata mundialista en Sevilla, con 8,40.

A continuación, regresó a su equipo de la At. Avilesina, con la intención de consolidarse en la élite mundial.

Tras varias lesiones, logró superar de nuevo los 8 metros que le permitieron acudir a los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, en los que cayó en la ronda de clasificación.

A finales de 2000 creó su propio club y comenzó a trabajar con Juan Carlos Álvarez, con el que de nuevo saltó por encima de los 8 metros, y a finales de 2001 pasó a entrenar con Rafael Blanquer, con el que recuperó su progresión.

En 2002 fue bronce en el Europeo de Múnich y tercero en la Copa del Mundo de Madrid. El 15 de marzo de 2003 fue plata en el Mundial de Birmingham y el 29 de agosto de ese año sumó el bronce mundialista en París, con 8,22. Fue undécimo en la final olímpica de Atenas 2004.

No competió desde entonces, aunque en 2006 volvió a trabajar con Juanjo Azpeitia. Además pasó por el quirófano para operarse de los dos tobillos.

Retirado del atletismo, siguió un curso de piloto de helicópteros y en 2010 volvió a Iowa para seguir sus estudios de Informática.

Regresó a Avilés en 2011 y el 3 de junio de ese año fue ingresado de urgencia por un cuadro depresivo en la planta de Psiquiatría del hospital San Agustín de Avilés, del que salió una semana después. EFE/DOC

Etiquetado con: ,
Publicado en: Obituarios