Hallan bombas enviadas a Obama y Clinton, y paquetes sospechosos en EE.UU.

Las autoridades anunciaron el hallazgo de paquetes bomba enviados al expresidente Barack Obama (2009-2017) y la exsecretaria de Estado Hillary Clinton, mientras que detectaron otros bultos sospechosos dirigidos a una congresista demócrata y al edificio Time Warner, en Nueva York.
Hillary Clinton (d), junto al expresidente estadounidense, Barack Obama (i), durante un acto de campaña. Foto/Efe-ArchivoHillary Clinton (d), junto al expresidente estadounidense, Barack Obama (i), durante un acto de campaña. Foto/Efe-Archivo

En un comunicado, el Servicio Secreto precisó que interceptó el paquete mandado a Clinton, también excandidata presidencial, en su casa del condado de Westchester (Nueva York) a última hora del martes, mientras que halló otro este miércoles en Washington dirigido a la casa de los Obama.
“Los protegidos no recibieron los paquetes ni corrieron el riesgo de recibirlos”, agregó la nota del Servicio Secreto, que vela por la seguridad del presidente de EE.UU. y de los exmandatarios, entre otros.
Apenas una hora más tarde, las autoridades neoyorquinas evacuaron el edificio Time Warner, en Nueva York, por el hallazgo de un tercer paquete sospechoso, mientras que la Policía local pidió no acercarse a la zona de Columbus Circle, donde está situado el inmueble, muy cerca de Central Park.
Según un mensaje enviado por el presidente de CNN, cuya sede se encuentra en dicho edificio, Jeff Zucker, a sus empleados, se ha evacuado el edificio por precaución “como resultado de un paquete sospechoso que se ha recibido en la sala de correo”.
Entretanto, en el estado de Florida, medios de comunicación locales revelaron que la oficina de la congresista demócrata Debbie Wasserman Schultz en la localidad de Sunrise (en el sur de este estado) fue evacuada y que la policía investiga un paquete sospechoso.
Hubo también una falsa alarma respecto a la Casa Blanca, después de que la CNN informara de que otro paquete dirigido a la mansión presidencial fuera interceptado en una base militar de Washington, lo que fue desmentido poco después por el Servicio Secreto.
“Los informes de prensa sobre un tercer paquete interceptado que iba dirigido a la Casa Blanca son incorrectos”, indicó ese cuerpo en su cuenta oficial de Twitter.
La Casa Blanca condenó hoy “los intentos de ataques violentos” con artefactos explosivos dirigidos a la residencia de Bill y Hillary Clinton y de Barack y Michelle Obama, en Washington.
“Estos actos terroríficos son despreciables y todos los responsables rendirán cuentas ante la ley. El Servicio Secreto de Estados Unidos y otras agencias de la ley están investigando y tomarán todas las acciones apropiadas para proteger a cualquiera que sea amenazado por estos cobardes”, dijo la portavoz presidencial Sarah Sanders en un comunicado.
De acuerdo a la cadena CNN, que citó a Sanders, el presidente Donald Trump está siendo “informado constantemente”.
Este martes, el Buró Federal de Investigación (FBI) inició una investigación sobre un artefacto explosivo encontrado en el buzón de la residencia del multimillonario y filántropo estadounidense George Soros, al norte del estado de Nueva York. EFE