El Parlamento andaluz aprueba el nombramiento de Griñán como senador

El expresidente de la Junta de Andalucía José Antonio Griñán, aseguró en una comparecencia en el Parlamento de Andalucía, que aprobó su nombramiento como senador, que no se plantea recurrir el auto de la jueza Mercedes Alaya, porque "no hay propuesta de imputación, ni atribución de hechos delictivos", por lo que no le ve "fundamento".
El Parlamento andaluz aprueba el nombramiento de Griñán como senador

 

  Griñán que tildó el auto de “irrelevante” en lo jurídico y lamentó el “daño personal” causado, se preguntó si tiene que acudir a imputarse sin saber de qué tiene declarar, ante quién y si alguien ha puesto una denuncia contra él.

    El  senador José Antonio Griñán Martínez,  fue presidente de Andalucía entre 2009 y 2013, es secretario general de los socialistas andaluces desde 2010 y presidente del PSOE desde 2012, cargos en los que sucedió a Manuel Chaves.

     Nacido en Madrid el 7 de junio de 1946,  es licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla e inspector técnico de Trabajo y Seguridad Social desde 1970.

     Profesor de Derecho del Trabajo en Sevilla, entre 1972  y  1975, ingresó en el PSOE, a comienzos de los ochenta. Tas el triunfo socialista en las primeras autonómicas andaluzas, de mayo de 1982, fue viceconsejero de Trabajo de la Junta de Andalucía.

     En la segunda legislatura,  tras las elecciones de junio de 1986, fue elegido viceconsejero de Salud de la Junta. En 1987 fue nombrado secretario general técnico de Trabajo.   Tras los comicios andaluces de junio de 1990, el presidente andaluz, Manuel Chaves, le nombró consejero de Salud.

     Designado el 14 de enero de 1992,  ministro de Sanidad y Consumo y en julio de 1993, titular de Trabajo y Seguridad Social, ocupó un escaño en el Congreso, tras las generales de 1996 y 2000, en las que el PP se alzó con la victoria.

    Regresó a la política andaluza en las elecciones autonómicas de marzo de 2004 como diputado. El presidente Chaves le encargó la Consejería de Economía y Hacienda, cargo que repitió en la de siguiente legislatura, en abril de 2008, además asumió la vicepresidencia segunda de la Junta.

    Tras el nombramiento de Chaves como vicepresidente tercero del Gobierno central, Griñán le relevó al frente de la comunidad andaluza el 22 de abril de 2009.

 Su gobierno estuvo marcado por la crisis económica, la remodelación financiera y el aumento del desempleo, además del escándalo de los ERE irregulares financiados con fondos públicos.

   Los comicios andaluces del 25 de marzo de 2012 dieron la victoria al PP, aunque este partido no obtuvo la mayoría absoluta, lo que permitió al PSOE firmar un pacto de gobierno con IU, gracias al cual Griñán fue investido de nuevo presidente de la Junta.

 Seis meses después, compareció en el Parlamento andaluz, en la comisión de investigación de los ERE irregulares, en la que defendió la legalidad del procedimiento para otorgar ayudas sociolaborales a empresas en crisis y a los ERE. Volvió a intervenir a petición propia en la Cámara andaluza sobre los ERE en abril de 2013.

 Tras más de 15 meses de legislatura, el 27 de agosto de 2013, José Antonio Griñán presentó su dimisión como presidente de la Junta de Andalucía.

Justificó su renuncia en un “fondo personal y familiar”, y en dos razones políticas: la necesidad de un cambio “generacional y de visión” en la política andaluza y “preservar” a la presidencia de la Junta de la “erosión” por el caso de los ERE. Le relevó la consejera de Presidencia Susana Díaz.

 Griñán sucedió a Chaves en la Secretaría general de los socialistas andaluces en marzo de 2010 y fue reelegido en 2012. En febrero de ese año fue nombrado presidente del PSOE en el 38 Congreso.
EFE/DOC

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Protagonistas