Grecia trabaja contrarreloj para lograr un acuerdo con la troika

La posibilidad de que el Gobierno griego logre un acuerdo con la troika de acreedores antes del último Eurogrupo del año y que éste apruebe una línea de crédito que no implique un tercer rescate y más recortes, parece cada día más incierta.
Atenas, 06.07.2012.- El primer ministro griego, el conservador Andonis Samarás durante su intervención en el parlamento. EFE/Archivo/Alkis KonstantiAtenas, 06.07.2012.- El primer ministro griego, el conservador Andonis Samarás durante su intervención en el parlamento. EFE/Archivo/Alkis Konstantinidis

Yannis Chryssoverghis

Según el portal informativo in.gr, el 19 de noviembre expiraba el “ultimátum” de la Comisión Europea (CE) al Ejecutivo griego del conservador Andonis Samarás para cumplir con las reformas que permitirían la vuelta a Atenas de los acreedores (la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional).
La misión de la troika, que inició en septiembre la quinta evaluación del programa de rescate griego, ha puesto como condición para su vuelta la aplicación de 19 medidas pendientes, como el despido antes de finales de año de 5.500 empleados públicos, la reforma de la legislación laboral y el levantamiento de la moratoria a los desahucios.
De estos requisitos, el mayor escollo que debe resolver el Gobierno es la brecha presupuestaria de en torno a 2.500 millones de euros que se plantea para el próximo año, de los que 1.000 millones proceden de una ley recién aprobada que permite a las empresas y personas con deudas al Estado y a la Seguridad Social devolverlas en cien plazos.
A juicio de los prestamistas, esta norma era demasiado generosa y no ofrecía suficientes “incentivos” para la devolución de deudas.
En un intento de conseguir reanudar las negociaciones con la troika, la pasada semana el Gobierno revocó parcialmente la ley y excluyó de los cien plazos las deudas asumidas a lo largo de este año.
El hecho de tener que materializar estos recortes ha provocado fricciones entre los diputados de la coalición de Gobierno, formada por conservadores (Nueva Democracia) y socialdemócratas (Pasok).
Pasok se opone a la restricción del derecho de huelga en el sector privado que pide la troika y a la aplicación de nuevas medidas de austeridad que podrían acompañar a la nueva línea de crédito que se aprobará cuando finalice la actual evaluación del programa.
El Gobierno lucha para evitar la convocatoria de elecciones generales anticipadas, que tendrían lugar a principios de 2015 en caso de que el Parlamento no consiga elegir al nuevo presidente de la República.  EFE

 

—//EFE elabora documentos de análisis bajo petición gracias a la red de profesionales de la información desplegada en más de 120 países del mundo, con el apoyo y coordinación de su área de Análisis.

EFE garantiza en todo momento la confidencialidad de los interesados así como de la información utilizada para este fin, que es custodiada por el área de Análisis del Dpto. de Documentación de EFE y está vinculada a este único objetivo, destruyéndose de forma segura una vez concluido y entregado el encargo.
Para mayor información pueden contactar en el teléfono 913 467 245/526 o mediante el correo electrónico de clientes@efe.es, indicando en el asunto “Análisis”.//—-

 

Etiquetado con: ,
Publicado en: Análisis