Grecia: el desplome de índice bancario revela la fragilidad de los bancos

El desplome del índice bancario en la Bolsa de Atenas pone nuevamente de manifiesto la fragilidad en la que se encuentran las entidades financieras griegas, a pesar de haber superado las pruebas de resistencia y haber cumplido los objetivos para reducir los créditos en mora.

Un hombre camina hacia el atrio de la Bolsa de Atenas. EFE/Archivo/Fotis Plegas G. Un hombre camina hacia el atrio de la Bolsa de Atenas. EFE/Archivo/Fotis Plegas G.

Yannis Chryssoverghis

Con una caída de su índice de casi el 9 % los cuatro principales bancos griegos se convirtieron el miércoles en el blanco de los especuladores, en pleno proceso de desprendimiento de su carga más tóxica, la elevada cartera de préstamos en mora.

La reducción exitosa de los activos dudosos es crucial para que los bancos puedan volver a financiar la economía, lo que a su vez es primordial para que el país logre un crecimiento sostenible.

Según los datos más recientes del Banco de Grecia, los activos dudosos sumaban en junio 88.600 millones de euros -1.600 millones menos que el objetivo previsto de 90.200 millones- lo que representa el 47,6 % de la totalidad de los préstamos, una caída de 4,1 puntos porcentuales respecto al marzo.

En comparación con marzo de 2016, cuando los activos dudosos alcanzaron su nivel más alto de 107.200 millones de euros, la reducción ha sido de 17,3 puntos porcentuales.

A pesar de esta clara mejoría, los informes recientes de Citigroup, de Bank of America, de Deutsche Bank y, en menor medida, de Goldman Sachs, que redujeron los precios objetivos para las acciones de los cuatro principales bancos griegos, reflejan la preocupación sobre el estado de salud de la banca del país.

Etiquetado con: ,
Publicado en: Análisis