Gobierno y agentes sociales sellan el primer acuerdo de la legislatura

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha suscrito con los interlocutores sociales su primer gran pacto social en lo que va de legislatura, una nueva ayuda de 426 euros para parados sin protección, un colectivo de 450.000 personas.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con los secretarios generales de UGT y CCOO, Cándido Méndez, e Ignacio Fernández Toxo, durante una reuniEl presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con los secretarios generales de UGT y CCOO, Cándido Méndez, e Ignacio Fernández Toxo, durante una reunión con los agentes sociales celebrada en mayo de 2013. EFE/Archivo/Ballesteros

El último acuerdo a tres bandas entre el Gobierno, la patronal y los sindicatos UGT y CCOO se firmó el 9 de mayo de 2006, con el PSOE.

Tras ganar las elecciones generales de noviembre de 2011, el PP se fijó como uno de sus principales objetivos la recuperación del empleo que a finales de ese año contaba con cinco millones de parados.

Para revertir esta situación, la ministra de Trabajo, Fátima Báñez, trazó las líneas básicas de la reforma laboral que pretendía llevar a cabo.

El 10 de enero de 2012, la patronal CEOE y los sindicatos CCOO y UGT cerraron una serie de acuerdos que trasladaron al Gobierno.

El 10 de febrero, el Consejo de Ministros aprobó el real decreto ley “de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral” que, entre otras cuestiones, generalizaba la indemnización de 20 días por despido, creaba un nuevo contrato indefinido para las pequeñas y medianas empresas, limitaba a dos años la prórroga de los convenios y cifraba en 9 meses la caída de ventas o ingresos que justificaban el despido objetivo.

Este decreto ley entró en vigor en febrero de 2012 y los sindicatos respondieron con la convocatoria de una huelga general de 24 horas, el 29 de marzo.

El 13 de septiembre de 2013, el Gobierno aprobó la reforma de las pensiones, con una actualización desligada del IPC, y el 19 de diciembre el Congreso aprobó definitivamente el proyecto de ley de reforma de las pensiones sin lograr concitar el consenso de la oposición ni el respaldo de sindicatos y empresarios.

Efe/Doc