El Gobierno español garantizará el derecho al castellano en colegios de Cataluña

El Gobierno español garantizará la libertad de los padres para elegir que sus hijos estudien en castellano, y no sólo en catalán, en los colegios públicos de esa comunidad autónoma, una opción recogida por ley, pero que no se estaba aplicando en todos los casos.
Protesta en Barcelona contra la ampliación de la educación del castellano en la enseñanza en Cataluña.EFE/Toni Garriga Protesta en Barcelona contra la ampliación de la educación del castellano en la enseñanza en Cataluña.EFE/Toni Garriga

“El cómo lo hagamos, lo estamos estudiando”, pero “sin duda lo haremos”, aseveró el ministro de Educación y Portavoz del Gobierno español, Íñigo Méndez de Vigo.

La intención del Ejecutivo de Mariano Rajoy de incluir una casilla en la matrícula escolar que permita escoger el español como lengua principal de escolarización en las escuelas ha levantado ampollas en Cataluña.

La idea fue rápidamente rechazada por gran parte de la comunidad educativa catalana, instituciones culturales y diferentes partidos, que consideran que forma parte de una estrategia para recuperar la vieja idea de “españolizar a los alumnos catalanes”, aprovechando el control que tiene actualmente sobre las instituciones de Cataluña.

Un control que viene dado por la entrada en vigor del artículo 155 de la Constitución española a raíz de la fallida declaración unilateral de independencia, el pasado 27 de octubre, y que le confiere al Gobierno central, entre otras competencias, las de la Consejería de Educación.

En su comparecencia ante los medios, Méndez de Vigo explicó que durante estos años el Ejecutivo de Rajoy “no ha estado de acuerdo” en cómo se garantizaba en Cataluña la opción de poder estudiar en castellano además de en catalán.

En la actualidad, sólo una docena de escuelas catalanas están impartiendo el 25 % de clases en castellano tras solicitarlo las familias y en cumplimento de varias sentencias dictadas por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) en 2014.

La medida de aplicación del 25 % consiste en ofrecer una materia utilizando el castellano como lengua principal de escolarización, “que cada escuela puede escoger en función de sus características y proyecto educativo y que afecta a la clase del niño cuya familia lo haya solicitado”.

El curso 2014-15 arrancó marcado por las sentencias del 25%, ya que en mayo de 2015 el Tribunal Supremo (TS) ratificó la decisión del TSJC, a la que añadió la obligación de incluir una asignatura básica en lengua castellana, alegando que el Gobierno regional había desatendido los sucesivos requerimientos judiciales efectuados al respecto. EFE

Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Documentos